Un detenido en Monzón por maltrato animal y caza con medios prohibidos

Comparte:

AGENTES DEL SERVICIO DE PROTECCIÓN DE LA NATURALEZA (SEPRONA) DE LA GUARDIA CIVIL HAN DETENIDO EN MONZÓN A UNA PERSONA POR UN DELITO DE MALTRATO ANIMAL Y POR OTRO DE CAZA CON MEDIOS PROHIBIDOS NO SELECTIVOS.

La Guardia Civil de Huesca informa que el pasado mes de abril, los agentes del Seprona de Monzón tuvieron conocimiento de la denuncia de un ciudadano que manifestaba que su perro había caído en un cepo de caza en el Paraje de Sax, en el término municipal de Monzón, haciendo entrega del cepo en dependencias policiales. El Seprona inició una investigación, para tratar de dar con la persona que había colocado el cepo. Días más tarde, el mismo denunciante comunicó a los agentes que la pata trasera del can se había gangrenado por lo que el veterinario tuvo que intervenirle para amputarla.

Por parte de los agentes se realizaron numerosas gestiones, se recorrió e inspeccionó la zona, pudiendo determinar cuál era el lugar donde el perro había caído en el cepo, hallándose en las inmediaciones dos lazos para jabalí colocados en medio de un charco de aceite, método este utilizado como atrayente de esta especie, así como una jaula trampa para gatos salvajes para su captura y darles muerte.

De las gestiones realizadas, los agentes pudieron dar con la identidad del supuesto autor de los hechos, un varón de avanzada edad vecino de la Comarca del Cinca Medio, procediendo a su detención, como presunto autor de los delitos de maltrato animal, con el agravante de pérdida de miembros principales y delito contra la fauna por utilización de medios prohibidos no selectivos, siendo incautados al detenido 8 lazos de acero, una jaula trampa y un cepo.

Como remarcan desde la Guardia Civil, esta tipología de caza está completamente prohibida por la normativa de caza y de protección del patrimonio natural y la biodiversidad, ya que son artes de caza prohibidas, no selectivas y de eficacia tremendamente dañina, debido a que en la mayoría de los casos resultan lesivas por la amputación de un miembro de la presa, o en el caso de los lazos, provoca la muerte agónica por estrangulamiento del animal en su intento de escapar ya que se ahorca más fuerte hasta producirse la muerte.