Monzón vuelve a poner en marcha la sala de estudio con cita previa

Comparte:

Este próximo jueves, 15 de julio, el ayuntamiento de Monzón reabre la sala de estudio, para la que será necesario solicitar cita previa para el uso de la misma.

A partir de ahora habrá dos turnos, uno de mañana y uno de tarde, con un total de 22 plazas disponibles en cada uno, y por supuesto, deberán respetarse las medidas sanitarias necesarias a causa del coronavirus.

Todos aquellos usuarios que tenían la tarjeta activa cuando se clausuró la sala a causa de la tarjeta podrán acceder hasta el 31 de enero de 2022, además podrán solicitarse nuevas tarjetas de usuario en la biblioteca municipal por un precio de 3 €.

Para hacer la reserva de la plaza en la sala de estudio se deberá acceder bien a través de www.monzon.es o https://monzon.deporsite.net/salaestudio, entre 48 horas y dos horas antes de hacer uso de la misma.

Además de la tarjeta de acceso, el ayuntamiento va a habilitar un código QR como medio de identificación del usuario, que también se habilitará en la biblioteca.

El horario de la sala de estudio será de lunes a domingo de 9 a 14 horas, en horario de mañana y de 15 a 22 horas por la tarde. La franja horaria para acceder es de dos horas, por lo que por la mañana, los usuarios podrán entrar hasta las 11 de la mañana y por la tarde hasta las 17.00. Después de estos horarios no se permitirá el acceso a la instalación.

Los usuarios podrán disponer de cuatro reservas activas, que deberán ser anuladas como mínimo dos horas antes de la apertura de la sala. En caso de que un usuario no acudiera en dos reservas en una misma semana, como penalización, se le prohibirá reservar plaza durante una semana.

Dentro de la sala será obligatorio el uso de la mascarilla mientras se esté en el interior. Además, queda totalmente prohibido facilitar el acceso a personas sin reserva previa, cambiar de sitio.

El espacio que se utilice (mesa y silla) deberá ser desinfectado antes y después de su uso.
No se podrán ocupar los sitios de la mesa donde este indicada la prohibición del uso, ni se pueden mover las sillas ni las mesas.  

No se permite comer ni beber dentro de las instalaciones, ni tan siquiera en los lugares que anteriormente estaban habilitados para ello.