Las obras urgentes del castillo de Monzón comenzarán en abril

Comparte:

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, por medio de la Subsecretaría de Patrimonio Cultural, ha adjudicado por 569.137 euros a la empresa Cyrespa Arquitectónico, S.L., de Castellón de la Plana, el contrato de las obras urgentes de reparación del castillo de Monzón.

El plazo de ejecución es de seis meses, y se espera que las obras puedan ser iniciadas a partir de la segunda quincena de abril.

 

Cabe recordar que esta actuación estaba a punto de adjudicarse a mediados del año pasado, pero tuvo que ser suspendida por el adelanto del cierre del ejercicio presupuestario del Estado.

 

El concejal de Desarrollo y diputado socialista en el Congreso, Gonzalo Palacín, apuntó: “Nunca perdimos de vista este proyecto, de singular importancia para la ciudad por lo que representa el castillo, y las gestiones en Madrid para sacarlo adelante han sido constantes”.

 

El alcalde, Álvaro Burrell, hizo esta consideración sobre la coincidencia del arranque de las obras y la fiesta templaria del Homenaje a Mont-rodón (20 y 21 de mayo): “Estudiaremos el plan de obras detalladamente para que no haya ninguna interferencia ni problema alguno de seguridad. Todavía es pronto para tomar una decisión. Pienso que no será complicado “acomodar” el programa de Mont-rodón, el cual se desarrolla en gran parte en el casco urbano. En todo caso, los trabajos de consolidación son prioritarios”.

 

Las obras que se deben realizar son en el acceso inferior, reparar el desplome en la fábrica de acceso sobre el foso y en la primera barbacana, así como la reconstrucción de fábricas en ese punto.

 

En la portada de acceso, desmontar el pequeño forjado sobre la portada, recuperar e impermeabilizar, así como la restaurar la portada mediante la limpieza, microcosido de grietas y consolidación de la fábrica.

 

En la batería a barbeta se eliminarán los escombros, se consolidará el firme y se coserá y restaurarán las fábricas y bóvedas, a la vez que se instala una gárgola para la evacuación de agua, recalce y revisión de los apoyos.

 

Por lo que respecta a la capilla templaria, es donde la actuación debe ser prioritaria, y donde el coste de la intervención será mayor, tanto por el valor histórico-artístico de la pieza, como por la seguridad de las visitas, ya que se trata, de una restauración integral del exterior, tanto las fachadas, como la techumbre.

 

En la batería superior, se consolidarán las cañoneras y se construirá una nueva red de desagües pluviales que desvíe el agua hacia las redes de la base del castillo, aunque en este caso se trata de una decisión a expensas de la oportuna investigación arqueológica.

 

En cuanto al frente oeste, se deben consolidar los elementos externos deteriorados, reponer las piezas estructurales perdidas, coser y restaurar las fábricas y eliminar la vegetación invasora.

 

Las obras también contemplan la pavimentación y drenaje de la plataforma superior, que incluye la construcción de una nueva red de desagües pluviales que desvíe el agua hacia las redes de la base del castillo, una actuación que también dependerá de la decisión que concluyan los especialistas,  tras investigación arqueológica. También está prevista la reparación  de los peldaños de acceso al polvorín.

 

Aprovechando las obras que se deben realizar en la fortaleza templaria, se aprovechará para realizar la ejecución de seis catas arqueológicas.