La San Mateo cede su local para actos festivos y culturales municipales

Comparte:

CONVENIO ENTRE AMBAS ENTIDADES  QUE REGULA LA UTILIZACIÓN DE ESTAS AMPLIAS INSTALACIONES

El Ayuntamiento de Monzón y la asociación San Mateo han firmado un convenio de colaboración por el que se regula la utilización de las instalaciones de esta entidad para celebrar actos festivos y culturales municipales. Una nave acondicionada y de grandes dimensiones que permite acoger hasta 182 personas cumpliendo los protocolos sanitarios.  

El alcalde de Monzón, Isaac Claver, y el presidente de la Asociación Recreativa y Cultural San Mateo, Pascual Aso, en presencia del concejal de Festejos, Javier Vilarrubí, y del tesorero de la entidad, Eleuterio Arasanz, han rubricado este acuerdo que vincula a ambas entidades para compartir el uso del local, acordando sus actos de forma que pueda compatibilizarse la agenda de ambos. 

El primer edil señala las posibilidades que ofrece esta nueva alternativa en la apuesta por “seguir manteniendo viva la actividad cultural y festiva de la ciudad” y agradece las facilidades brindadas por la asociación para alcanzar este acuerdo. “Es una forma de colaboración entre el ámbito público y el privado y la muestra de que la unión nos permite llegar más lejos”, afirma Claver. 

El amplio espacio de estas instalaciones, unidas a sus medidas de ventilación, las convierten en un espacio idóneo para acoger actividades culturales y festivas en un momento en el que las restricciones obligan a buscar inmuebles más amplios.  “En situaciones complicadas tenemos que intentar dar soluciones para seguir trabajando en algo tan importante como el ocio y la cultura”, asegura Vilarrubí, quien destaca las óptimas condiciones de esta nave para celebrar actos festivos, “que nos permitirá acoger a 182 personas y nos ayudará a coordinarnos de forma más efectiva entre los diferentes departamentos municipales”, y anuncia que ya están previstos, para el mes de abril, los primeros actos. 

El Área de Festejos abonará 250 euros mensuales desde este mes de abril hasta la finalización de la vigencia del convenio, en diciembre, además de asumir los gastos derivados de la utilización del local. También se encargará de velar por el cumplimiento de la normativa sanitaria en materia de seguridad. 

Por su parte, Pascual Aso resalta “las buenas relaciones que siempre hemos tenido con el Ayuntamiento” y detalla que, tras debatirlo en su junta directiva, aceptaron la propuesta municipal.