La inversión de Puerto de Barcelona en la TIM será un “impulso” a la Armentera según el PAR

Comparte:

Recientemente se publicaba la noticia de que el puerto de Barcelona pretendía invertir 30 millones de euros para la construcción de diez apartaderos en las líneas de Lérida y Caspe, en cuatro años. El objetivo es impulsar el tráfico de mercancías con la intención de mover trenes de 750 metros en Aragón.

En esa línea el PAR de Monzón resaltaba que «es una excelente noticia el salto cualitativo que esto podría suponer para la Terminal Intermodal de Monzón (TIM) y para las empresas de logística en los alrededores. Las compañías ferroviarias podrán explotar convoyes de hasta 750 metros de longitud, un tercio más de los actuales, con el consiguiente ahorro de costes y el consiguiente movimiento a nivel empresarial que ello podría suponer para la zona».

Jesús Guerrero, concejal del Ayuntamiento de Monzón y Portavoz de su grupo en las Cortes de Aragón, manifestaba que «la noticia podría suponer un revulsivo e impulso del polígono de la Armentera de Monzón». El diputado y concejal montisonense destacaba que «en los últimos meses hemos podido ver desde el Ayuntamiento y el propio Gobierno de Aragón que existe un aumento del interés en la implementación de nuevas empresas así como ampliar instalaciones algunas de las que ya están creando empleo en Monzón y Cinca Medio» aludía Guerrero. Valoraba las últimas gestiones realizadas por Arturo Aliaga «por su valiosa gestión a la hora de facilitar implantaciones empresariales en la zona y Aragón».

Guerrero alababa la visión estratégica del puerto de Barcelona tras redoblar su apuesta por Aragón dada la intención de invertir «más de 30 millones de euros en la construcción de diez apartaderos ferroviarios de 750 metros para impulsar el tráfico de mercancías en Aragón”. Así pueden circular los mismos trenes de gran capacidad que lo hacen en Europa, dado que los trenes de 750 metros permiten reducir los costes entre cerca de un 25% explotando de esta manera otro nicho de mercado». Así lo destacaban recientemente desde el Puerto de Barcelona, poniendo en valor, de esta manera, el tráfico de graneles agroalimentarios para el sector porcino, «lo cual supondría un impulso vital en los próximos años para las empresas de la zona», concluía el edil monzonero.