La Guardia Civil clausura una empresa ilegal de residuos metálicos en el Cinca Medio

Comparte:

Agentes del SEPRONA de Huesca y del Equipo ROCA de Barbastro localizaron una empresa en la Comarca del Cinca Medio dedicada al tratamiento de residuos metálicos sin los permisos necesarios. Los responsables no pudieron acreditar ningún tipo de autorización para su funcionamiento, capacidad de gestión de residuos, ni del cumplimiento de los requisitos de registros de la actividad gestora. Personal de la Inspección de Calidad Ambiental del Gobierno de Aragón decretó la suspensión temporal de la actividad y cierre del establecimiento.

Esta empresa de la Comarca del Cinca Medio se dedicaba a la gestión de residuos metálicos, y de manera clandestina operaba a puerta cerrada sin los permisos y autorizaciones necesarios. En el interior se localizó gran cantidad de material almacenado dispuesto para su traslado a otras instalaciones de procesamiento, por lo que se requirió a los responsables de la nave las autorizaciones y permisos pertinentes para el desarrollo de la actividad. No pudieron acreditar ningún tipo de autorización necesaria para su funcionamiento, y carecían de capacidad de gestión de residuos y no cumplían ninguno de los requisitos necesarios sobre registros documentales de la actividad que estaban desarrollando. Durante la inspección, además del material metálico almacenado, se localizaron gran cantidad de residuos de otros materiales, resultantes de la separación de elementos metálicos del resto de materiales que incorporaban las piezas que recepcionaban, además de un importante número de baterías de automoción, bidones de aceites, envases de pinturas industriales y disolventes, motores y RAAES (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) que constituyen residuos peligrosos para el medio ambiente. De la Inspección realizada se levantó la correspondiente acta, dando aviso a la Inspección de Calidad Ambiental del Gobierno de Aragón, que personados en el lugar, decretaron la suspensión temporal de la actividad y cierre del establecimiento, conforme a lo determinado en el art. 30 de la Ley 22/2021 de Residuos y Suelos Contaminados. Por parte del SEPRONA de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca se cumplimentaron las correspondientes actas de denuncia dando cuenta de todas las irregularidades observadas, las cuales han sido remitidas al Servicio Provincial de Agricultura y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y al Ayuntamiento de la localidad.