La FLA pelea por mantenerse como referente de las letras aragonesas

Comparte:

Un total de 40 escritores y 25 editoriales participan durante este fin de semana en el XXVI Feria del Libro Aragonés de Monzón 

La XXVI Feria del Libro Aragonés de Monzón ha abierto este sábado sus puertas en una edición marcada por las circunstancias actuales, con cambio de ubicación buscando una mayor seguridad, pero en la que se han volcado tanto escritores como editores, con la presencia de 25 editoriales que siguen apostando por la feria montisonense como referente de las letras aragonesas. 

El alcalde de Monzón, Isaac Claver, junto con el escritor Luis Zueco, uno de los homenajeados esta edición, y el director general de Política Lingüística del Gobierno de Aragón, José Ignacio López Susín, acompañados por el concejal delegado de la Institución Ferial, Miguel Hernández, y los codirectores del certamen, Olga Asensio y Álvaro Palau, han visitado los estands en los que las 25 editoriales participantes presentan las novedades literarias que han visto la luz este año. 

Durante todo el fin de semana, las firmas aragonesas irán presentando sus libros en una carpa ubicada en la planta superior del parquin mientras en sus estands, un total de 40 escritores firman ejemplares y mantienen breves charlas con los lectores que visitan la feria. Entre las novedades de esta edición, la presentación para los editores del portal www.ferialibroaragones.com, que recoge el programa de esta edición y aunará toda la cultura literaria aragonesa, con escritores, bibliotecas, clubes de lectura, editoriales, presentaciones en streaming, foros… 

Teniendo en cuenta el contexto actual, el primer edil hace una valoración “muy positiva” del hecho de “haber sacado adelante esta vigésimo sexta edición, que queremos que siga siendo un referente de las letras aragonesas y para ello seguiremos trabajando”. Respecto a la nueva ubicación del certamen, en el parquin de la avenida Cortes de Aragón, considera que cumple todas las medidas de seguridad y se ha elegido “velando por los libreros y editores y, sobre todo, por nuestros vecinos y visitantes, para que puedan disfrutar de una edición adaptada a las circunstancias”. 

Para Zueco, esta feria “es un referente para la literatura y los libros de Aragón y es importante que se siga celebrando”. En su visita, además de firmar libros, ha podido conocer el monolito que lleva su nombre en el Paseo de las Letras Aragonesas, “un proyecto que, globalmente, me parece muy bueno y ojalá que siga creciendo”.  

Por su parte, el director general de Política Lingüística del Gobierno de Aragón ha felicitado “tanto a los organizadores como a los libreros que han tenido la valentía de estar aquí, donde había que estar”, ya que asegura que ésta es “la única feria que pone en valor exclusivamente los libros aragoneses”.