Gran estreno en Fonz de la película ‘Luz de septiembre’ de Lola Gracia Sendra 

Comparte:

ALGUNAS ESCENAS SE HAN RODADO EN LA LOCALIDAD CON LA PARTICIPACIÓN DE ACTORES Y FIGURANTES FONCENSES

Una alfombra roja que atravesaba el Espazio Cultural L’ Urmo recibió ayer tarde a la directora grausina Lola Gracia Sendra y al elenco de actores amateurs foncenses que participaron en el rodaje de la película ‘Luz de septiembre’, producida por ‘A rodar producciones’

Fonz fue en el verano de 2018 una de las poblaciones donde se rodó esta cinta que narra en las tres lenguas de la Ribagorza, aragonés bajorribagorzano, patués y catalán, una historia ambientada tras la Guerra Civil española que se estrenó en Graus el sábado. Y ayer domingo se proyectó en Fonz ante más de doscientas personas, que aplaudieron intensamente tras la proyección y mantuvieron un tertulia con la directora, conducida por el escritor foncense Juan Carlos Marco.

‘Luz de septiembre» está protagonizada por tres actores ribagorzanos no profesionales, como su directora: Juan Canellas, Alex Luján y Javier Bielsa. Ellos encarnan a un sacerdote, un militante de un partido conservador, un joven e idealista maestro republicano de izquierdas y un agricultor del valle de Benasque sin aparente afección política. La voluntad de entenderse y su objetivo común vence las diferencias ideológicas y sociales de los protagonistas por el contexto que les toca vivir. 

La historia se inicia al finalizar la Guerra Civil cuando miles de personas se dirigieron por caminos y puertos hacia Francia. Marcial, Joaquín y Alonso, tres hombres de un Aragón dividido y enfrentado, y con diferentes circunstancias personales se preparan para cruzar a Francia por el Pirineo aragonés, con la ayuda de un “pasante”, cada uno de ellos con diferentes propósitos. Este encuentro entre desconocidos a elección del destino les hará replantear su visión de la guerra, y, sin saberlo, la vida de los que dejan atrás. 

Lola Gracia debutó como directora en 2011 en el cine con su relato Cosetas d’adentro, una íntima historia de amor en la sociedad rural ribagorzana de la posguerra. En este caso repite ahora con un metraje más largo, en torno a una hora de duración, y también contando con las lenguas propias del territorio donde se desarrolla la trama: el ribagorzano en Graus y Fonz, el patués en el valle de Benasque o el catalán en Arén. Es un efecto buscado por la directora que quiere a modo de metáfora reflejar la diversidad lingüística que pervive en esta zona del Alto Aragón y demostrar que todos los personajes se entienden perfectamente pese a hablar tres lenguas diferentes. 

Cabe destacar, así mismo, las localizaciones, mostrándonos unas preciosas imágenes de nuestros pueblos y de los paisajes de la Ribagorza.

En definitiva, todos los detalles de la película han sido muy cuidados, resultando una pequeña gran joya que seguro emocionará a todos los que tengan la suerte de poder verla.

Poner en valor nuestros territorios y lenguas

Para acoger el estreno de esta película el Ayuntamiento de Fonz engalanó el Espazio Cultural L’Urmo como si de un cine se tratara con alfombra roja y flores. La alcaldesa María Clusa destacó la “fortuna de poder vivir en un lugar capaz de brindar la oportunidad a una mujer para que, desde La Puebla de Fantova o Graus pueda luchar para hacer una película, su segunda película”. Y a la directora le agradeció su trabajo “por poner en valor nuestros territorios, nuestras lenguas y, en definitiva, nuestra cultura, y tratarlos con cariño y respeto en una joya de película”.