El Quebrantahuesos Rugby Club renuncia a la Fase de Ascenso

Comparte:

LA FALTA DE APOYO INSTITUCIONAL Y EL COSTE ECONÓMICO LASTRAN EL DESARROLLO DEL RUGBY EN HUESCA

El Quebrantahuesos Rugby Club, con profundo pesar y tras un análisis exhaustivo de la situación, anuncia su decisión de no participar en la fase de ascenso a División de Honor B de Rugby en la temporada en curso para la que se había clasificado. Esta División es la segunda división nacional más importante en nuestro país y tener un equipo en ella sería un hito para el deporte oscense nunca antes alcanzado.

Esta decisión, aunque difícil, ha sido tomada debido a una serie de factores que hacen inviable la participación del club en dicha competición. Principalmente, la falta de apoyo institucional, que resulta ser un obstáculo insuperable para el equipo. A pesar de los esfuerzos y la dedicación de sus jugadores y cuerpo técnico, el club se enfrenta a la realidad de un campo en Monzón que requeriría reformas urgentes para poder ascender, las cuales no puede asumir por sí solo. Además, no le son cedidos horarios en los campos de entrenamiento de Huesca y Aínsa para poder seguir desarrollando el proyecto de base que diera sustento a un equipo en una competición tan exigente. Actualmente las instalaciones cedidas en estas localidades son precarias y peligrosas para la práctica segura de este deporte.

Además, la cuestión económica ha sido determinante en la decisión del club. El coste de la competición, las fichas de los jugadores y los desplazamientos son desafíos financieros que superan las posibilidades actuales. Lamentablemente, en la situación actual, hacer deporte se ha convertido en un lujo que costean principalmente los propios jugadores, con su economía y con actividades de recaudación no exentas de mucho esfuerzo y que dejan muchos beneficios económicos, sociales y deportivos en la provincia, como por ejemplo el Torneo Internacional de los Pirineos, que se celebra este fin de semana en Jaca, o el torneo único en el mundo Fat Rugby que se celebra en junio en Monzón.

Es importante destacar que el Quebrantahuesos Rugby Club no está solo en esta lucha. Cinco equipos más han renunciado a participar en la fase de ascenso debido a circunstancias similares. Esta situación refleja la cruda realidad del apoyo institucional que recibe el deporte en España, donde el omnipresente fútbol fagocita al resto de deportes.

En este sentido, el club hace un llamado a la reflexión tanto a las instituciones, como a la Real Federación Española de Rugby. Es imperativo replantear el formato de las competiciones y considerar la situación de los clubes de regional que aspiran al salto a nivel nacional. Esta no es una problemática nueva, sino una tendencia que ha venido gestándose en los últimos años y que requiere una acción concertada.

A pesar de esta difícil decisión, el Quebrantahuesos Rugby Club sigue comprometido con el desarrollo y la promoción del rugby en la provincia de Huesca. El club seguirá trabajando arduamente para superar estos obstáculos y encontrar soluciones que permitan continuar creciendo como equipo y como parte integral del tejido deportivo provincial.