El primer Belén Monumental sin Manolo Campo…

Comparte:

También este viernes ha supuesto el pistoletazo de salida al Belén Monumental de Monzón, que este sábado abre las puertas de su quincuagésimo novena edición cumpliendo las medidas sanitarias propias de la pandemia de la covid-19. Los visitantes deberán portar mascarillas, mantener una buena higiene de manos y respetar los reducidos aforos (50 personas) fijados para este año atípico con el fin de evitar la propagación del coronavirus.  

Una plataforma de 700 metros cuadrados sobre la que se distribuyen en diferentes escenas más de 7.500 piezas forma uno de los belenes más importantes de Aragón, declarado Actividad de Interés Turístico Regional. Entre las novedades de este año, la incorporación a la plaza de los personajes célebres del que fuera presidente de la Asociación Belenista Isaac Lumbierres y alma mater del belén montisonense hasta su fallecimiento hace unos meses, Manolo Campo. A él se unirán las nuevas figuras de Guillem de Mont-rodón, Jaime I y Ramón de Berenguer.

El acto inaugural, en formato reducido, ha contado con la presencia del alcalde de Monzón, el presidente de la asociación organizadora, Carlos Loncán; el presidente de la comarca de Cinca Medio, José Ángel Solans; y el obispo de la Diócesis Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, entre otras autoridades, además de la viuda e hija de Manolo, encargadas de inaugurarlo hoy.

El Belén Monumental de Monzón puede visitarse, hasta el 20 de diciembre, los viernes de 17 a 19.30 horas y los sábados, domingos y festivos de 11 a 13 horas y de 17 a 19.30 horas; y del 21 de diciembre al 8 de enero, todos los días de 11 a 13 horas y de 17 a 19.30 horas.