El pintor Jorge Forniés y el arquitecto Javier Ibargüen, Galardones Costa-2014

Comparte:

Los jurados de los XIX Galardones Joaquín Costa acordaron otorgar el galardón en materia Europeísta al pintor Jorge Forniés Cámer y el galardón en materia Hidráulica al arquitecto Javier Ibargüen Soler. 

La ceremonia de entrega se celebrará el 14 de septiembre en el Auditorio San Francisco, a las siete y media de la tarde.

 

Los Galardones los convocan el Patronato de Cultura y el Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio (CEHIMO) “con la finalidad de reconocer una labor continuada o de especial notoriedad e importancia que suponga un destacado beneficio para la comunidad y constituya un modelo y testimonio ejemplar para la sociedad aragonesa”.

 

Las materias son cinco: las dos citadas, la Jurídica, la Educativo-Cultural y la Agropecuaria. En cada edición se conceden dos galardones. La dotación consiste en una reproducción del busto de Joaquín Costa y un pergamino acreditativo.

 

Jorge Forniés.-Nació en Huesca el 14 de noviembre de 1971 y pasó la infancia en Monzón. Luego la familia se trasladó a Vila-seca. Es un artista de proyección internacional. Su carrera empezó a destacar durante su estancia en Dublín. Después vinieron las experiencias en China, Singapur y Australia.

 

Doctor en química de profesión, Forniés aplica a la pintura la pasión por la investigación y la experimentación con nuevos materiales. Esculpe capas y capas para producir complejas texturas llenas de significado metafórico. Su obra forma parte de colecciones como la del Fondo del Patrimonio Histórico Español, la del Patrimonio de la República de Irlanda, el Centro de Arte y Naturaleza de Huesca (CDAN), el Museo de Arte Moderno de Tarragona y el Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana.

 

Javier Ibargüen.-Nació en Calatayud en 1952 y es arquitecto por la Universidad Politécnica de Barcelona (1979). En 2002 fue nombrado académico de número de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis. Su trabajo se extiende por toda la Comunidad aragonesa, donde ha realizado importantes obras de restauración y rehabilitación.

También ha redactado los Planes Directores de Restauración de algunos de los monumentos más emblemáticos de Aragón, como el de la catedral de Santa María de Monzón (1999), el monasterio cisterciente de Nuestra Señora de Rueda de Vástago (1991), el de San Pedro el Viejo de Huesca (2000) y la iglesia colegial de Daroca (2001).

 

Desde 2005, sus proyectos están relacionados con “el agua”. Dos ejemplos: la restauración del puente romano de los Tres Ojos de Cervera de la Cañada y la de las antiguas infraestructuras hidráulicas del Monasterio de Rueda.