Un banco solar novedosa incorporación al mobiliario urbano de Monzón

Comparte:

UBICADO EN EL PARQUE DEL MOLINO, PERMITE CARGAR DISPOSITIVOS MÓVILES Y CUENTA CON ILUMINACIÓN NOCTURNA PROPIA

El Ayuntamiento de Monzón ha incorporado a su mobiliario urbano un novedoso elemento, un banco solar que permite cargar dispositivos móviles y cuenta con iluminación nocturna, entre otros servicios. Ubicado en el parque del Molino, con esta iniciativa se pretende, además, seguir avanzando en la digitalización de la ciudad y concienciar de la importancia del uso de energías renovables.

Tras unas pruebas para comprobar su funcionamiento, las concejalías de Innovación Digital y Servicios han instalado este banco solar que suma, a su función básica de sentarse, la posibilidad de cargar dispositivos móviles como teléfonos, tabletas, ordenadores… por medio de sus dos cargadores USB y la instalación de Wifi 4G. Gracias a sus paneles y batería de carga posibilita tener una iluminación nocturna sin necesidad de instalar un cableado a la red, al ser 100 x 100 autónomo, que se activa con un sensor crepuscular. Además, se pueden incorporar mensajes con la opción de un detector de presencia y activación de voz para ayudar a ubicarse a personas con ceguera o discapacidad visual, sirve como elemento publicitario y cuenta con indicaciones, grabadas sobre metal, en braille.

“Nos pareció una iniciativa interesante. Es una propuesta innovadora, de bajo coste, y estamos convencidos de que nos la van a demandar en otras zonas de la ciudad. Así que, tras comprobar su eficacia antes de su instalación, otros puntos de la ciudad como Selgua, Conchel, parques y plazas municipales… podrían contar con este mobiliario urbano próximamente”, avanza el concejal de Transformación Digital, Jesús Guerrero.

Respecto a la concienciación del uso de energías renovables, Guerrero apunta que “puede servir de inspiración a emprendedores al comprobar que cualquier objeto habitual que hay en nuestro alrededor tiene un margen de mejora y eficiencia significativo. De hecho, aunque hay desarrollos de similares características en otros países de Europa, hemos elegido este modelo que fabrica y comercializa una empresa aragonesa al ser más económico y versátil, además de contar con una fácil instalación”.

Por su parte, el concejal de Servicios, Salvador Sarrado, señala que su ubicación en el parque del Molino ha venido determinada por tratarse de un espacio público “muy utilizado por personas de todas las edades, por el que además pasan muchos jóvenes por su proximidad a las pistas deportivas, que seguro que aprovechan las posibilidades que el banco ofrece”.