Monzón recupera su fuente en la Plaza Mayor

Comparte:

DENTRO DE LAS OBRAS DE RENOVACIÓN DEL PAVIMENTO DE LA PLAZA MAYOR Y CALLES MAYOR Y JOAQUÍN COSTA

El Ayuntamiento de Monzón ha recuperado su fuente en la Plaza Mayor en el marco de las obras ejecutadas de renovación del pavimento de las calles Mayor y Joaquín Costa y la propia plaza con una inversión de 310.587,13€ (IVA incluido).

Este viernes el alcalde, Isaac Claver, y la concejal de Urbanismo, Nuria Moreno, han explicado las obras realizadas y han puesto en marcha la fuente que se integra en el pavimento donde también se ha diseñado la palabra Monzón. El proyecto ejecutado tiene como objetivo fundamental mejorar la calidad del espacio urbano, su funcionalidad y su imagen para lo que se han renovado los pavimentos deteriorados para mejorar el tránsito rodado y peatonal, con materiales unificados.

El alcalde ha destacado que “era una obra necesaria por el grave deterioro de los adoquines y de la gran cantidad de losas resquebrajadas que había y generaba un riesgo para las personas y los vehículos. En total, han sido más de 2.000m2 de superficie renovada y, en concreto, en la plaza Mayor, el grosor de la losa se ha duplicado de 4 a 8cm siendo ahora mucho más seguro y resistente”. 

Además, en la obra también se ha incluido la instalación de una fuente que, tal y como explicaba el alcalde, “hemos querido incorporar una fuente en la Plaza Mayor para darle más vida y atractivo. Una fuente que ya existió en el pasado y, en esta ocasión, la recuperamos pero integrada en el pavimento y, por tanto, no afectará al desarrollo de espectáculos ni al tránsito en la zona, ofreciendo un bonito espectáculo que seguro agradará a niños y vecinos en general.”

La infraestructura cuenta con una red eléctrica para bombas y red de recogida de aguas pluviales que se reutilizan en su funcionamiento generando, por tanto, un sistema eficiente y ecológico en el tratamiento del agua.

 En concreto, se ha actuado en 255m2 en la zona de fuente y se han repuesto en otras zonas por 20m2, sumado a la actuación en las calles Joaquín Costa y San Mateo la superficie final es de 1.837 metros cuadrados.

La nueva fuente ornamental cuenta con iluminación decorativa transitable, compuesta por un surtidor central y un anillo interior de surtidores verticales de altura variable, más un anillo exterior de surtidores de altura fija formando arcos. 

Las obras eran necesarias por el deterioro que sufrió la zona dado el tránsito de vehículos que se incrementó con motivo de las obras que se realizaron en la Avenida del Pilar y Santa Bárbara.