Los estorninos no se quieren ir de Monzón

Comparte:

La plaga de estorninos que pernocta en Monzón parece que le ha cogido “cariño” a la ciudad, así que el ayuntamiento le ha pedido a la empresa Sturnus Control que intensifique la campaña para luchar contra la presencia de estas aves que hacen noche en la ciudad.

La empresa riojana fue contratada hace ya un mes por la concejalía de Medio Ambiente del ayuntamiento de Monzón para realizar la campaña de otoño contra la plaga de estorninos, y se colocaron aparatos de megafonía para ahuyentar a las aves (con grabaciones de graznidos de rapaces) y con elementos pirotécnicos con los que complementaban la acción. La campaña surtió efecto inmediato pero tras dos-tres semanas de tranquilidad, los estorninos han regresado a Monzón.

Un mes después del inicio de la campaña hoy jueves Sturnus Control volvía a la carga, y el ayuntamiento ya le ha hecho saber a la empresa que habrá que intensificarla estos días para intentar que los estorninos no regresen a pernoctar a la ciudad. El concejal de medioambiente, Miguel Aso señalaba que “el problema lo están generando los estorninos pintos que vienen en las migraciones y son los que vienen ahora a dormir; además hemos de tener en cuenta que son animales, sus costumbres pueden variar”.

Los lugares en los que se intensifican los controles son los entornos de plaza de Aragón, polígono “Paúles”, calles Calvario y Paúles, etc…

Los días pasados de niebla se les vio menos pero ahora han vuelto a Monzón; los estorninos pasan la jornada en los campos de los alrededores de las ciudades y regresan a pernoctar por la noche a los cascos urbanos en busca de una mejor temperatura.