Las mociones centraron un debate de más de 4 horas en Monzón

Comparte:

La sesión plenaria del ayuntamiento montisonense se prolongó más allá de las 4 horas de duración, debido al debate de mociones de los grupos políticos, con temas como el aborto o la pobreza energética entre otros.

Una de las propuestas que más alargó el debate, con varias intervenciones de cada uno de los portavoces, fue el de la solicitud por parte de los grupos de la oposición de mociones para mostrar el rechazo a la conocida como “Ley Gallardón contra la interrupción voluntaria del embarazo”. Hasta tres mociones diferentes se presentaban (PSOE, CHA e IU), y se expusieron y votaron de forma conjunta ya que el sentido era parecido. Los socialistas expusieron que se trata de una ley que empujará a la mujer al aborto en la clandestinidad, y que es una legislación muy restrictiva que supone un atraso para la mujer y no va a evitar los embarazos no deseados. Elisa Sanjuán argumentó que habrá movilizaciones ciudadanas si sigue la tramitación de esta ley. Desde CHA e IU se explicó que los profesionales sanitarios también se han mostrado contrarios a la propuesta legislativa, por lo que es una ley que va a tener a mucha gente en contra, mujeres, sociedad y facultativos. El PAR por su parte también señaló que era una propuesta que empeoraba lo que hay y que se trata de una ley poco permisiva. En el momento de la votación, PSOE, PAR, IU y CHA lograron sacarla adelante.

También salió adelante una moción de CHA para que el Ayuntamiento de Monzón se comprometa a garantizar el suministro de un mínimo vital de energía eléctrica y agua potable para aquellos hogares con escasos recursos económicos, especialmente, en los casos en los que haya menores de edad (la denominada pobreza energética). La propuesta salió adelante al acordar los grupos municipales que sea Servicios Sociales quien determine quién se puede acoger a estas ayudas.

El equipo de gobierno rechazó sendas mociones presentadas ambas por el PSOE relativas a rechazar el “repago” (o copago) hospitalario, y otra referente a que se pida al gobierno que derogue las medidas por las cuales cuando un español marcha fuera a trabajar pierde los derechos sanitarios a los 3 meses.

Sí salió adelante otra moción de los socialistas que pedían que la LOMCE, la nueva ley de educación, no modifique los libros de texto escolares actuales ya que supondría un gasto importante para las familias. El PAR se abstuvo y el PP votó en contra mientras que el resto de la oposición votó a favor.

Desde Chunta se presentaba otra moción relativa a que se acuerde sellar los vertederos incontrolados de Selgua y Conchel, y acondicionarlos como zona verde; el concejal del área de Medio Ambiente, Javier Vilarrubí reconoció que es un problema que hay que resolver, y que se lucha desde el ayuntamiento. También valoró el trabajo de voluntarios y se informó que se adecentará y se limpiará. Salió aprobada por unanimidad.

Otra de las mociones que más debate generó fue una presentada conjuntamente por PSOE, IU y CHA, relativa a iniciar la tramitación para la formalización de conflicto en defensa de la autonomía local contra la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. Argumentó la oposición que esta ley va contra los municipios de menos de 20.000 habitantes, como es el caso de Monzón, y los socialistas señalaban que se produciría una merma de la autonomía local. Desde el PP se contestó que la nueva ley penaliza a los ayuntamientos que no cumplan con el control de su deuda, algo que no ocurre con Monzón, ya que las cuentas municipales señalaron que están bastante saneadas y que se ha hecho un gran esfuerzo esta legislatura. Desde PP-PAR se votó en contra no sin un intercambio de acusaciones entre el equipo de gobierno y la oposición sobre el endeudamiento del ayuntamiento y quién había sido el culpable.

Tampoco estuvo exenta de acusaciones la moción que presentaba el PP para pedir a la DPH un convenio para la firma de un convenio plurianual de 300.000 euros, similar al firmado en Estadilla para financiar su centro social. El grupo socialista señaló que no eran las forman de presentar ya que es mejor negociar que exigir. El PP criticó que la DPH no haga convocatoria pública de algunas ayudas para que haya igualdad de oportunidades para los ayuntamientos. A favor votaron PP e IU y por ello salió adelante.

Por unanimidad se aprobó una propuesta del grupo de IU, relativa a instar al Gobierno de Aragón a que proceda a acondicionar para uso asistencial el ala izquierda de la planta cuarta del Hospital de Barbastro.

Antes de las mociones, entre otros puntos, se aprobó destinar la parcela de la antigua potabilizadora para ubicar la zona de recepción de visitantes al castillo de Monzón o el nombramiento de Marisa Mur como presidenta del Consejo Escolar Municipal.