La Residencia Riosol supera el centenar de positivos de usuarios

Comparte:

Durante la jornada de hoy se espera la llegada de la Unidad Militar de Emergencia -UME- para colaborar en las labores de desinfección del centro.

En las últimas horas se han realizado pruebas PCR a los residendentes y trabajadores de Riosol, que nos dejan unas cifras de un centenar de ancianos positivos por Covid y 19 trabajadores, lo que confirma la transmisión comunitaria dentro del centro.

Desde el pasado jueves, cuando aparecieron los primeros casos, se pusieron en marcha los protocolos de desinfección, aislamiento de los mayores, y durante la jornada de hoy, contarán con la presencia de la UME para ayudar en todo lo necesario, así como también hacer otra profunda desinfección de las instalaciones, tal y como nos ha informado Isaac Claver, alcalde de la ciudad, quien ha estado en varias ocasiones en la residencia para conocer y preocuparse de primera mano del minuto a minuto de este brote de coronavirus.

Claver añadía también que hay un médico permanente en Riosol para poder ir analizando los cambios que se puedan producir así como la evolución de cada uno de los ancianos.

Desde que el virus comenzara, la residencia municipal de Monzón había sido un «fuerte» donde gracias al esfuerzo de todos los convivientes, trabajadores y responsables habían conseguido plantarle cara a la Covid 19, pero, tal como afirman desde Riosol, en esta ocasión, «el contagio ha sido masivo», y no se descarta que aumente el número de positivos.

En un mensaje enviado a los familiares de los ancianos residentes, aseguran que desde Riosol se está trabajando sin descanso para poder ponerse en contacto con todas las familias de los afectados, aunque lamentan que no lo pueden hacer con la agilidad deseada, dado el elevado número de residentes y a la gran carga de trabajo que supone intentar tener la situación bajo control, por lo que piden paciencia y comprensión ante la dificultad de gestionar una crisis sanitaria como la que están atravesando.

El número de trabajadores infectados, afortunadamente, no se ha incrementado, y continúan siendo 19, los cuales se encuentran en situación de aislamiento domiciliario.

El resto de empleados siguen trabajando con más ahínco que nunca en el cuidado de los ancianos. Cada uno de ellos están dando lo mejor de sí mismos para que los mayores tengan las mejores condiciones dentro de las circunstancias que acontecen.