Jesús Guerrero (PAR): “Las concentraciones masivas del 8-M no tocan ahora”

Comparte:

El portavoz del PAR en las Cortes de Aragón y concejal del ayuntamiento de Monzón, Jesús Guerrero, ha dicho que concentrarse masivamente en la calle el 8-M sería “irresponsable”. Ahora “no toca”, ha insistido Guerrero quien ha advertido de que “serían un caldo de cultivo perfecto para la propagación del coronavirus”. En este sentido, el portavoz del PAR ha apelado a la responsabilidad evitando las marchas y grandes manifestaciones. El PAR no las apoya, ha dicho. Las protestas masivas “podrían devolvernos a situaciones de contagios pasadas, en un momento en el que debemos extremar las precauciones para no provocar una nueva ola de Covid”.

Jesús Guerrero (PAR) ha manifestado que el sector sanitario, el comercio el de la hostelería, las estaciones de esquí y el turismo de Aragón en general, ente otros, han afrontado la situación con “absoluta responsabilidad”. No sería “solidario, adecuado ni inteligente jugar con fuego”. Por eso, Guerrero  ha insistido en que “toca ejercer con sensatez y no volver a colocar El Día de la Mujer en el centro de la polémica como ocurrió el pasado 8-M de 2020”. 

El PAR reafirma su compromiso para seguir avanzando hacia la igualdad 

Guerrero (PAR) ha destacado que para el Partido Aragonés el 8-M tiene una “enorme importancia”, y en este sentido reafirma su compromiso para seguir avanzando hacia la igualdad “real” entre hombres y mujeres en todas sus vertientes y en la lucha contra la violencia machista y todo tipo de violencia.  

Jesús Guerrero defiende que el próximo día 8 de marzo debe mantener su espíritu reivindicativo, pero de manera “diferente” evitando las grandes concentraciones en un año distinto debido a la pandemia. Aboga por una reivindicación que “huya de las grandes masas, sea singular a través de las redes y  evite la transmisión del virus”. 

El Partido Aragonés mantiene que “debe ponerse fin a la discriminación contra la mujer, en todas sus formas e insiste en que  la igualdad supone un pilar esencial de la democracia”. La igualdad y la erradicación de la violencia machista, insiste Jesús Guerrero, deben ser “objetivos prioritarios” de cualquier Gobierno.