Funerales algo más “normales” desde este lunes

Comparte:

En esta fase de “desescalada” que inicia Aragón desde este lunes 11 de mayo, con mucha prudencia y precaución y distancia social, pero los funerales y celebraciones religiosas están permitidas con 1/3 del aforo.

La Diócesis de Barbastro-Monzón emitía un comunicado informando que se reanudan este lunes las misas con fieles pero con aforo reducido. Sacerdotes, religiosos y seglares de la Diócesis de Barbastro-Monzón han estado realizando labores de limpieza y desinfección de iglesias y templos para su reapertura al culto público. En el documento, acorde con las sucesivas disposiciones del Gobierno de España y las señaladas por Conferencia Episcopal Española el pasado 29 de abril, el obispo Ángel Pérez hace una llamada a la prudencia y responsabilidad social. En este sentido, recomienda que allí donde no puedan garantizarse las medidas sanitarias para el culto u otro tipo de reuniones, estas sean aplazadas hasta que puedan hacerse con total garantía de seguridad. Para la misa funeral y las exequias se seguirán los mismos criterios que para la misa dominical. En cuanto a las manifestaciones de dolor y condolencia, será preciso recordar a los participantes en cada celebración exequial que, mientras dure la emergencia sanitaria, se eviten los gestos de afecto que implican contacto personal y se mantenga siempre la distancia social de seguridad.

Esas medidas sanitarias, con carácter general, recomiendan a los fieles llevar mascarilla, establecen que las puertas de las iglesias estén abiertas para que no se toquen pomos o manillas, habrá desinfectante a la entrada y a la salida, se señalizarán los lugares para sentarse con la distancia de seguridad, las pilas de agua bendita seguirán vacías, se evitará el contacto y las aglomeraciones en las muestras de devoción y veneración hacia las imágenes y, donde sea necesario y resulte posible, se procurará aumentar el número de celebraciones dominicales de la eucaristía. El decreto prorroga en la diócesis la dispensa del precepto dominical, invitando a los fieles a mantener la lectura de la Palabra de Dios y la oración en sus casas.

Otras celebraciones

El decreto suspende, por el momento, romerías y actos populares, y recomienda aplazar las confirmaciones y primeras comuniones, al menos, al comienzo del curso pastoral a partir del mes de septiembre. Deja en manos de cada parroquia, de acuerdo con sus catequistas y familias, la programación de nuevas fechas, así como las catequesis previas y reuniones con padres que considere oportuno. Durante el tiempo de pandemia se priman los bautismos individuales, en la celebración de matrimonios solo los contrayentes manipularán los anillos y arras, y se utilizará el rito breve en la Unción de enfermos.