El vicepresidente Aliaga visita la empresa Alvipre en Monzón

Comparte:

LA EMPRESA EN PLENA EXPANSIÓN, AMPLIARÁ SU PLANTILLA EN MÁS DE 70 TRABAJADORES EN LOS PRÓXIMOS DOS AÑOS

El vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, ha visitado las instalaciones de Alvipre y ha conocido los proyectos de futuro de esta empresa oscense. Arturo Aliaga ha destacado que “Monzón es uno de los corazones industriales de Aragón y Alvipre es aquí una empresa de referencia que ha dejado su huella tecnológica en las principales infraestructuras de España. Aquí trabajan ingenieros y más de 180 personas, que llegarán a ser 250 en los próximos dos años. Son capaces de ofertar infraestructuras de última tecnología”.

Aliaga estaba acompañado del alcalde de la ciudad, Isaac Claver, los diputados autonómicos Jesús Guerrero y Álvaro Burrell, la concejal Marta Montaner y el presidente de Ceos Cepyme Monzón-Cinca Medio, Ángel Mas, entre otros.

Para Aliaga, “es una buena noticia que anuncien más inversiones, crecimiento, empleo y que sean los elegidos en exigentes concursos por su manera de hacer las cosas. Su competitividad la convierte en una empresa de referencia en el sector de los prefabricados especiales. Dan un impulso a su compañía de Monzón y, además, lo hacen implantando sistemas de energía renovables para favorecer el demandado ahorro energético y una producción industrial cero emisiones. Son el ingrediente perfecto: empresarios que apuestan por Aragón, tecnología, ingeniería, ahorro en el consumo de energía y un producto que es líder de calidad”.

Alvipre comenzó su trabajo en Monzón hace cuatro años, partiendo de la antigua Alvisa, por lo que tiene una experiencia acumulada de los últimos cincuenta años y de su personal. En este tiempo han desarrollado importantes proyectos de ingenería en toda España. Tal y como ha explicado su director general, Carlos Goñi, “la empresa comenzó facturando un millón de euros y este año llegarán a los 20 millones de euros”. También ha señalado que “lo más importante es que hemos contratado para los dos próximos años esa misma facturación, con lo cual estaremos consolidados en este futuro. Estamos apostando por gente joven, nuevas tecnologías y un tipo de trabajo que favorezca el medio ambiente, optimizando nuestros sistemas y dando trabajo a la gente de la zona”. En lo referente al empleo, Goñi ha indicado que “la empresa ha crecido un 30% anualmente. En este momento tenemos 185 trabajadores, pero para el próximo año, para el que ya contamos con un contrato importante para Adif que es la cubierta singular de La Sagrera, en Barcelona, que nos permitirá llegar entre este año y el próximo a los 250 trabajadores”.

Desde 2018 Alvipre ha invertido en sus infraestructuras más de 4 millones de euros. Este año para su proyecto en La Sagrera invertirán, como mínimo, dos millones de euros. Por otra parte, ampliarán la superficie de sus instalaciones, para lo que han adquirido 5 hectáreas más de terreno para crecer.

ALVIPRE

El equipo humano de Alvipre cuenta con más de 30 años de experiencia. Esta empresa contribuye a vertebrar los territorios y a mejorar la movilidad de las personas mediante la construcción de puentes a partir del diseño, fabricación, transporte y montaje en obra de prefabricados de hormigón. Trabajan para estar técnicamente a la vanguardia y para ser un referente para el sector de la construcción y la obra civil.

Ofrecen soluciones llave en mano que incluyen diseño, cálculo y optimización de proyectos especiales y complejos, ejecutando el transporte y montaje de cualquier tipo de estructura e incluso la fabricación a pie de obra, realizando una rápida implantación en el país donde se desarrolle el proyecto.

Cuentan con las mejores instalaciones de fabricación, situadas en Monzón (Huesca), en las que históricamente se han fabricado las estructuras prefabricadas más avanzadas del sector, siendo una referencia a nivel nacional por sus técnicas de producción, la seguridad y la calidad de sus productos. Además, diseñan un gran número de moldes base y un equipo de trabajo capaz de modificarlos de forma rápida y acorde a las indicaciones de Oficina Técnica, lo que permite ajustar las necesidades concretas de cada proyecto.

El hormigón es, sin duda, sinónimo de durabilidad y reducción de costes de mantenimiento respecto a otros materiales. Pero, además, para poder lograr los 100 años de vida útil de la estructura, van más allá de los métodos tradicionales de prefabricación, utilizando técnicas y aditivos que garantizan la resistencia a la erosión y la corrosión, por muy duro que sea el ambiente en el que se situará la estructura.

Cuentan con más de 25.000 m2 de fábrica sobre un terreno de 50.000 m2 destinados a la elaboración y almacenaje de piezas.