El río Cinca tuvo 7 incidencias por amonio en Monzón entre 2015-2016 según el informe de la CHE

Comparte:

Según el informe elaborado por la Confederación Hidrográfica del Ebro con los datos de la red de estaciones Saica (que mide la calidad de las aguas), entre 2015-2016 el río Cinca en su estación de Monzón detectó 7 incidencias por el incremento de la concentración de amonio sin que se sepa la causa.

El informe descarta que se produjera por lluvias o alteraciones de importancia en el caudal y no establece la causa probable de ese aumento del amoníaco. Las estaciones de alerta de calidad que gestiona la CHE miden parámetros indicadores de contaminación como el pH del agua, temperatura, oxígeno disuelto, turbidez, amonio, mercurio, nitratos, etc.

Los iones amonio son un producto tóxico de desecho del metabolismo en los animales. En los peces e invertebrados acuáticos, se excreta directamente en el agua. En mamíferos y anfibios, se convierte en el ciclo de la urea en urea, debido a que es menos tóxica y puede ser almacenada más eficientemente. En aves, reptiles y serpientes terrestres, el amonio metabólico es convertido en ácido úrico, que es sólido, y puede ser excretado con mínimas pérdidas de agua.

El amonio es tóxico para los humanos en altas concentraciones, y puede causar daños en la mucosa que recubre los pulmones, o quemaduras alcalinas.