El ayuntamiento de Monzón controlará los ruidos de un local de culto

Comparte:

El ayuntamiento de Monzón, ante la demanda del Justicia de Aragón, ha asegurado que a partir de ahora va a controlar y vigilar las emisiones de ruidos que se dan en la Iglesia Evangelista de la ciudad, debido a la actividad que se realiza en su interior.  También aseguran que en caso de que se detecte contaminación acústica, el consistorio actuará en consecuencia, amparado en las competencias sancionadoras en materia de ruido y convivencia ciudadana.

Los vecinos del local se habían quejado por los ruidos excesivos que padecen cada día, a causa de los micrófonos, instrumentos musicales, cánticos… a raíz de estas reclamaciones, el ayuntamiento ha instado a los usuarios del centro que el local sea insonorizado, y que se adopten las medidas necesarias para no irrumpir en la convivencia vecinal. De hecho, no se descarta el traslado de la actividad a otra ubicación de la ciudad.

Con estas medidas, el ayuntamiento ha aceptado todas las sugerencias que el Justicia de Aragón, mediante las que aconsejaba que se hiciera uso de las herramientas legales de las que se dispones para resolver este problema de convivencia, que podría llegar a afectar, incluso, en la salud de las personas, ya que el ruido incide sobre el descanso y la intimidad.

El Justica de Aragón, Fernando García Vicente, por su parte, ha valorado de manera muy positiva las medidas que se han tomado desde el ayuntamiento montisonense, al aceptar las sugerencias que él les hizo llegar.