Desde el ayuntamiento piden respeto para las plazas de minusválidos

Comparte:

La concejalía de Servicios Sociales y la Asociación Sicapaces Aragón pretenden sensibilizar a los conductores para que respeten la prohibición de aparcar en las plazas reservadas a minusválidos. Unas plazas que señalíticamente, aparecen muy identificadas.

La campaña que se ha puesto en marcha consiste en el reparto de 500 hojas de papel, con un formato similar al de una multa, donde está escrito “¿De verdad quieres estar en mi lugar? Esto podría ser una multa… De momento es solo una falta de respeto”.

El objetivo no es otro que colocar una de estas papeletas en la luna delantera del coche que esté mal aparcado.

Estás hojas las tendrán los conductores que sí que pueden aparcar en estas zonas, ya que tienen la tarjeta de minusválido, así como algunas asociaciones.

Alicia Moli, concejal de Servicios Sociales ha manifestado que la campaña persigue la reflexión de quienes dejan sus vehículos estacionados, perjudicando a aquellas personas que necesitan hacer uso de esas plazas.

En este caso, recordaba la edil, las papeletas no tienen ningún valor administrativo, pero reconocía que las infracciones por este tipo de aparcamiento se dan con demasiada frecuencia.

José Expósito, presidente de Sicapaces Aragón, por su parte, indicaba que se trata de una llamada de atención, para concienciar del mal proceder de algunos conductores, al tiempo que hacía hincapié en que la tarjeta para poder hacer uso de este tipo de aparcamiento solo es admitida cuando la persona afectada está haciendo uso del automóvil, bien como conductor o como pasajero, o lo que es lo mismo, que si un familiar hace uso de ella, también está incumpliendo la norma vigente.