Control de la contaminación acústica en Monzón

Comparte:

LA POLICÍA LOCAL LA ESTÁ LLEVANDO A CABO DURANTE ESTAS SEMANAS PARA ASEGURAR EL DESCANSO VECINAL

El Ayuntamiento de Monzón, a través de la Policía Local, ha puesto en marcha la campaña de control de la contaminación acústica con el fin de ayudar al descanso vecinal, centrada en los vehículos a motor   y las concentraciones en espacios públicos donde se produzcan reuniones y el ocio nocturno.

Carlos Perella, concejal de Policía Local, ha explicado que:” nuestro objetivo es que los vecinos puedan descansar mejor en verano cuando las altas temperaturas hacen que tengamos abiertas las ventanas y es más fácil que los ruidos externos se cuelen”.

La Policía Local, recuerda su jefe, Daniel Saura, que “iremos equipados con sonómetros para comprobar el nivel de ruidos y actuar en caso de ser necesario”

              Con respecto a los vehículos, añade, que “las patrullas paran a los vehículos que excedan los límites de ruido razonables en sus motores instándoles a pasar una inspección en la estación de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). En caso de que la prueba de control acústico arroje un resultado negativo, el coste de la prueba es sufragado por el Ayuntamiento. En caso contrario, se insta al propietario del vehículo a corregir este problema y éste abonará, además, el coste de la inspección, además de la correspondiente sanción. Una vez corregido el problema en el taller, pasa una segunda prueba en la ITV para comprobar la subsanación. Abriendo un plazo máximo de 10 días para corregirlo.”

Hay que recordar que superar los límites de ruido establecidos por el Reglamento General de Circulación es una infracción grave sancionada con 200 euros.

Por otra parte, desde la Policía Local se recuerda que hay que respetar la velocidad cuando se circula por Monzón y con respecto a las reuniones que antes de sancionar se advertirá previamente a iniciar su tramitación en caso que persista la situación.

El alcalde de Monzón, Isaac Claver, ha recordado que: “hemos puesto en marcha los policías de barrio, Selgua y Conchel para favorecer la comunicación de los ciudadanos, hemos ampliado la plantilla de 24 a 27 agentes con el objetivo de llegar a los  34  y, por último, nos hemos puesto de acuerdo con los principales  ayuntamientos de la provincia de Huesca para unificar los uniformes lo que supone una reducción de costes con  respecto a como veníamos trabajando cada ayuntamiento por su cuenta”.