Cáritas Barbastro-Monzón presenta su Memoria de actividad 2022

Comparte:

EL IMPACTO DE LA SUBIDA DEL COSTE DE LA VIDA EN GENERAL, Y DE LOS GASTOS BÁSICOS EN PARTICULAR, AFECTA NUEVAMENTE A LOS MÁS VULNERABLES Y LA BRECHA DE DESIGUALDAD NO SE CIERRA, TODO LO CONTRARIO, NO DEJA DE AUMENTAR.

El obispo Ángel Pérez Pueyo y la directora de Cáritas Barbastro-Monzón, Amparo Tierz, han explicado que “Un año más, Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón tiene que decirle a la sociedad que la labor que desarrolla se inserta en un contexto económico y social que, a pesar de una ligera mejoría según los datos macroeconómicos, sabemos que está costándole mucho a muchas familias. Cada vez se destina más dinero a la vivienda o a la alimentación, se vive al día. El impacto de la subida del coste de la vida en general, y de los gastos básicos en particular, afecta nuevamente a los más vulnerables y la brecha de desigualdad no se cierra, todo lo contrario, no deja de aumentar”. Cáritas en el año 2022 ha realizado 6.184 atenciones y ayudas de urgencia, 1.546 atenciones a familias, 265 atenciones a personas refugiadas por la guerra de Ucrania, 279 a personas temporeras, 458 acciones en promoción de la salud y mujer vulnerable, 297 menores atendidos, 113 atendidos en el Albergue Bruis, 28 discapacitados en sus talleres y acompañamiento atendidos y 12 en vivienda tutelada, 159 atendidos en el centro de actividades “Hogar Madre Rafols”, 910 atendidos en empleo inclusivo y 552 atenciones en animación comunitaria. El lema de la campaña del Día de la Caridad de este año dice “Tú tienes mucho que ver. Somos oportunidad. Somos esperanza”. Eso es lo que muchas veces ofrece Cáritas: esperanza, pensar que algo mejor es posible, que es posible un empleo digno, una vivienda, un hogar seguro, formación, ayuda en las dificultades, acompañamiento, una mano y una escucha, compañía en la soledad.