Cambiar Monzón reitera su oposición de la planta de biomasa

Comparte:

Tras conocer la autorización administrativa a la incineradora, la Asamblea de Cambiar Monzón reitera su oposición al proyecto de instalación de una central de Biomasa a escasos 600 metros del casco urbano de la población en la dirección de los vientos dominantes a la ciudad.

Un proyecto que, pese a que se hace llamar de producción de energía renovable, supone un incremento de las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes que afectarían directamente al municipio. Cambiar Monzón recuerda que “este tipo de instalaciones emiten grandes volúmenes de humo con importantes contaminantes perjudiciales para la salud, como óxidos de nitrógeno, Benzopirenos o partículas en suspensión PM 2.5”.

Desde Cambiar Monzón concluyen que “Si algo nos debería haber enseñado la pandemia es que la salud pública es el principal recurso que se debe proteger desde las administraciones públicas. Vamos a seguir trabajando por un territorio más sostenible donde prime el interés por el medio ambiente y la salud de sus vecinos y vecinas y para ello secundaremos cuantas movilizaciones sean necesarias para impedir su instalación”.