Cambiar Monzón pide apoyo para un modelo agrario social, familiar y profesional 

Comparte:

LA FORMACIÓN PIDE PLANES DE EMERGENCIA, AYUDAS PROPIAS PARA EL SECTOR, UN PLAN DE RESCATE AGRARIO INTEGRAL Y QUE LAS OPAS SEAN LAS INTERLOCUTORAS DEL SECTOR

El sector agrario, y especialmente el modelo social y familiar, está atravesando una situación de crisis que no es puntual, y que arrastra causas estructurales (climáticas o como consecuencia de la aplicación de las políticas agrarias y comerciales de la UE, cada día más liberalizadoras, en un mercado con un alto componente especulativo y con una distribución que acumula mayor poder de negociación) que deben ser abordadas en su totalidad.

Vicente Guerrero, coordinador de IU Altoaragón, ha solicitado que las OPAS (organizaciones profesionales agrarias) ejerzan como representantes e interlocutoras del sector, que se complementen las ayudas a la sequía del gobierno central con ayudas propias y se elaboren planes de emergencia por sequía, junto a medidas para controlar el desequilibrio entre oferta y demanda, con presupuesto para compensar las pérdidas del sector y se inste al Gobierno de España a que haga lo mismo.

Del mismo modo, la formación reclama al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y al Gobierno de Aragón que, ante los limitados fondos públicos, priorice las ayudas al sector hacía el modelo social y familiar agrario. Que elabore, en colaboración con las organizaciones profesionales agrarias y el sector, un Plan de Rescate Agrario integral que aborde el incremento de precios de las materias primas, la sequía, la venta a pérdidas, la falta de relevo generacional, la crisis del sector vitivinícola, de la ganadería extensiva, etc.

Exigen que se apueste por una flexibilización y simplificación de la actual PAC, que tenga en cuenta el tamaño de las explotaciones y se aplique la Ley de Cadena Alimentaria, poniendo en marcha un Observatorio de costes y precios alimentarios

Concretamente, insta al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a que impulse una reforma de la PAC que ponga en el centro a las y los agricultores europeos, recuperando los principios de preferencia comunitaria y de equiparación de rentas.

“Algunas de las causas, como las que son derivadas de la crisis climática que padece el planeta, son irreversibles desde nuestro marco de actuación, y únicamente podemos aspirar a mitigar sus efectos. Otras en cambio, como son las de carácter político y comercial, pueden ser revertidas desde los poderes públicos, en los diferentes ámbitos”. Ha declarado Vicente Guerrero.

Desde la formación afirman que en este último año la sequía ha sido, seguramente, el factor que más ha preocupado al sector.  A este respecto, el Gobierno advierte en su plan Estrategia España 2050 que la temperatura de nuestro país va a seguir aumentando. Para dicho año, el clima de España será aún más cálido y, por tanto, las sequías, mucho más intensas, llegando a afectar al 70% del territorio. La situación es preocupante, sobre todo, si se tienen en cuenta los datos que ofrecen nuestros embalses. Después de dos años muy secos, las reservas han aumentado, pero no lo suficiente.

La agricultura será el sector con mayor exposición al riesgo de sequía en la UE, con pérdidas acumuladas previstas de 1,8 billones de euros, equivalentes al 9,8% de los ingresos del sector. Dado el peso de la agricultura en nuestro país, las consecuencias de la sequía pueden ser catastróficas. En 2022, el sector aportó el 9,2% del producto interior bruto frente al 6,6% que supuso en Europa.

Es un hecho que el sector agrario en Aragón se configura como un sector estratégico por su relevancia económica y social, pero sobre todo porque garantiza la seguridad alimentaria de la población suministrando los productos más esenciales, los alimentos. “Es fundamental tomar medidas para proteger a este sector, a sus trabajadores y trabajadoras, en uno de sus momentos más duros. De su prosperidad depende la de todos los demás” concluye el coordinador de IU Altoaragón.