512.000 € para instalar 12 ascensores en edificios en rehabilitación en Monzón

Comparte:

El BOA de hoy, 10 de noviembre, publica la resolución de 31 de octubre de 2017, de la Dirección General de Vivienda y Rehabilitación del Gobierno de Aragón, por la que se conceden las ayudas de fomento a la rehabilitación edificatoria correspondiente a la provincia de Huesca, convocadas mediante la Orden VMV/971/2017, de 7 de julio.

El objeto de la convocatoria son obras de conservación, accesibilidad o reducción de la demanda energética en los elementos comunes de edificios de viviendas, de uso residencial colectivo, terminados antes de 1981.

El concejal de Urbanismo, Gonzalo Palacín, remarcó el pasado mes de julio que en materia de accesibilidad -y aquí cabe remarcar la importancia de la instalación de ascensores en edificios de tres o cuatro plantas-, la ayuda puede alcanzar el 80% de la inversión. Y en mejora de la eficiencia energética, el 57%.

El fondo disponible para la provincia de Huesca se fijó en 2,23 millones de euros.

La Dirección General recibió 147 solicitudes del conjunto de la provincia, de las que se han aprobado 45. De estas 45 admitidas, 12 corresponden a proyectos cursados por comunidades de propietarios de Monzón, y en todos los casos van referidas a la instalación de ascensores, es decir a la mejora de la accesibilidad.

De este modo, Monzón recibirá 512.000 euros, más de 25% del total correspondiente a la provincia.

El concejal de urbanismo asegura que la publicidad que se dio a esta convocatoria y la charla informativa que se ofreció en el Ayuntamiento han dado buen resultado. Y gracias a esta subvención, doce comunidades de vecinos van a revalorizar sus viviendas con la instalación de ascensores. Ha habido solicitudes que se han quedado fuera, pero desde el área que dirige Palacín se espera que tengan cabida en una nueva convocatoria.

El alcalde, Álvaro Burrell, por su parte, ha mostrado su satisfacción por el balance de la resolución y reiterado la opinión expresada en julio, cuando aseguró que el programa en cuestión es una excelente herramienta para modernizar los edificios con medio siglo de historia. Monzón, por sus características de ciudad industrial receptora de mucha mano de obra, tiene gran número de inmuebles donde viven varias familias que, valga la expresión, necesitan una puesta a punto.