DGA dejará de pagar los trenes el 30 de junio y los alcaldes presionan

Comparte:

DE MOMENTO MADRID NO NEGOCIA NI PAGA Y SE ANUNCIAN NUEVAS MOVILIZACIONES

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y el director general de Transportes, Gregorio Briz, se han reunido esta mañana con los alcaldes y alcaldesas de Monzón, Binéfar, Caspe, Fabara, Fayón, Granén, Nonaspe, Sariñena, Tardienta y Teruel con el convenio autonómico del tren encima de la mesa.

El consejero Soro ha anunciado que el Ministerio ha declinado reunirse con ayuntamientos afectados y tampoco admite pagar por los trenes que ahora financia Aragón, por lo que el 30 de junio la DGA dejará de pagar trenes inter regionales, en el caso de Monzón, la línea Zaragoza-Monzón-Lérida, que ya vio suprimidas frecuencias por el Estado de Alarma en 2020. Soro ha cargado contra sus críticos señalando que es “absolutamente falso que nosotros estemos desmantelando servicios ferroviarios en Aragón” y ha acusado al Ministerio de trato “discriminatorio y de maltrato” hacia nuestra comunidad autónoma, que “es la única de España que paga por trenes que van fuera de su territorio (conexiones con Cataluña y Comunidad Valenciana)”. El consejero ha anunciado que se proporcionará transporte por carretera para los trenes que dejen de circular el día 30 y que continuarán los intentos de negociar con Madrid el tráfico ferroviario regional y de media distancia de Aragón, ya que “en España no solo está la alta velocidad y los cercanías”.

Los alcaldes por su parte, en palabras de Isaac Claver, han pedido a la DGA que mantenga los servicios aunque no haya acuerdo con el ministerio: “No admitimos que se pierda ni un solo tren y exigimos que se recuperen los servicios perdidos. Los vecinos piden consenso, hay que abrir diálogo y que el ministerio asuma los costes que le competen, y si el ministerio no quiere hablar, que lo diga claramente”. Los alcaldes afectados han recordado que más allá de las disputas de competencias, los vecinos necesitan soluciones, y “servicio que se pierde, servicio que no se recupera, así que no podemos perder los trenes, que no los recuperaríamos”.