b_400_300_16777215_00_images_GUARDIA_CIVIL_RECURSO.jpg

La Guardia Civil del puesto de Binéfar ha detenido a un hombre de 23 años, residente en la Comarca del Cinca Medio, como supuesto autor de dos delitos de robo con fuerza en el interior de un vehículo  y otro de robo con fuerza en grado de tentativa.

Afortunadamente, se han podido recuperar algunos de los efectos sustraídos, que han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

Fue el pasado 11 de octubre cuando un vecino de Binéfar tuvo conocimiento a través de su entidad bancaria de que se había rechazado una extracción de su cuenta de 300 € desde un cajero automático, así como de la compra de dos billetes de autobús realizada con la misma tarjeta. Fue entonces cuando el hombre se percató de que le faltaba la cartera, que había dejado el día anterior en su furgoneta, en la que vió al llegar a la misma, que tenía la puerta abierta y además de la cartera le faltaba dinero en metálico y otros objetos del vehículo. Fue por todo esto por lo que formuló denuncia en la Guardia Civil de Binéfar e informó a la policia municipal de la localidad.

Esa misma tarde, la policia local localizó en los bajos de un vehículo aparcado, en el que dormía una persona, varios objetos, siendo algunos de ellos pate de los robados en la furgoneta.

La tarde del 12, una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Binéfar identificó a la persona que dormía en el coche donde los locales habían encontrado los objetos sustraídos, y entre sus pertenencias se encontró una tarjeta de crédito a nombre de la víctima de robo, la misma tarjeta con la que se había intentado sacar el dinero y comprar los billetes del bus.
Esta persona aseguró que la tarjeta se la había encontrado en la calle.

Es la madrugada del día 20 cuando la Guardia Civil es alertada por la activación de la alarma en un establecimiento de hostelería, pero al llegar al lugar no se encontraron indicios, aunque la puerta estaba abierta y a escasos metros un hombre sentado, que resulta ser el mismo que había sido identificado con anterioridad, y que hacía unos días que pasaba las noches dentro del coche donde se encontraron los objetos sustraídos.

Los agentes cachean de manera superficial al sospechoso, encontrándole una tarjeta de crédito perteneciente a otra persona domiciliada en Huesca. Esta persona asegura que había estado en Binéfar los días 7 y 8 de octubre y que le robaron en el interior de su coche varias cosas, entre ellas la tarjeta de crédito, hecho que había anunciado a los locales de la localidad.

De este modo se detiene el día 22 a la detención de este medio cinqueño de 23 años, que fue entregado junto a las diligencias al Juzgado de Instrucción número 2 de Monzón, donde se le decretó la libertad con cargos.