b_400_300_16777215_00_images_NepalTerremoto.jpg

Desde Cáritas Española se ha activado el protocolo de respuestas a las emergencias y ha aprobado un envío de una partida inicial de 300.000 euros a Cáritas Nepal para las primeras necesidades tras el terremoto que hace unos días sacudió fuertemente el país.

A su vez Cáritas Barbastro – Monzón, se adhiere a esta campaña poniendo a disposición en varias entidades bancarias números de cuenta para que todo aquel que quiera pueda colaborar en la campaña realizando un donativo.

Según los últimos datos de la OCHA (a fecha de 28 de abril) más 8 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, 100.000 han perdido sus casas, 4.300 han fallecido y 7.000 están heridas. Sin embargo, la cifra real de pérdidas humanas podría ser mucho más alta ya que los equipos de rescate aun no han llegado a áreas remotas del país y no se conoce la cifra de desaparecidos en la tragedia.

El daño económico para uno de los países más pobres del mundo también es importante: El gobierno nepalí ha avisado de que las tareas de reconstrucción podrían costar el 20% de su PIB.

ACTUACIONES DE LA IGLESIA LOCAL Y DE LA RED CARITAS

La Iglesia, Cáritas Nepal y los miembros de la Red Internacional que estaban en el terreno antes del terremoto (como las Cáritas de Australia y Estados Unidos) se movilizaron desde el primer momento para prestar auxilio a los afectados, colaborando en las tareas de rescate de las víctimas, en la evaluación de las necesidades más urgentes y en la distribución de la ayuda de emergencia.

damnificados. También la Cáritas estadounidense está enviando desde el norte de la India suministros de emergencia para apoyar las operaciones de ayuda de la red Cáritas en Nepal.

Cáritas Nepal está trabajando en la evaluación de daños y en la identificación de las mayores prioridades de los damnificados, para lanzar en los próximos días un Emergency Appeal (llamamiento de emergencia) a todos los miembros de la red Internacional de Cáritas, incluyendo a Cáritas Española.

La confederación Cáritas española ha estado desde el primer momento al lado de la población nepalí y de la Cáritas local. Al mismo tiempo, la Confederación lanzó la campaña “Cáritas con Nepal” para movilizar la solidaridad de los donantes con las víctimas del desastre.