b_400_300_16777215_00_images_OLIVAN_LANAU.jpg

El diputado regional Roberto Bermúdez de Castro Mur, Portavoz del Grupo Parlamentario Popular, y la diputada provincial Rosa Mª Lanau, han presentado hoy las peticiones que presentará su formación en las Cortes de Aragón relativas al futuro de la factoría de Hidronitro Española en Monzón.

Los populares presentarán en las cortes aragonesas una Proposición No de Ley el próximo 3 de noviembre pidiendo que éstas “manifiesten su apoyo  a la continuidad de la actividad industrial de la planta de HNE de Monzón en las condiciones necesarias para que se mantengan los niveles de producción y de empleo.” De igual forma la proposición también recoge que las Cortes de Aragón insten al Gobierno de Aragón a que realice las gestiones necesarias ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que dentro del marco legal se reconozca el arrendamiento por parte de HNE de las centrales de San José y El Ciego, proceda a su inscripción en el registro correspondiente y se admita la ampliación de los arrendamientos hasta el 1 de enero de 2061.

Desde el PP Aragón también se propone que las Cortes de Aragón insten al Gobierno de Aragón a que realice las gestiones necesarias ante la Confederación Hidrográfica del Ebro  para que se valore el impacto de  la Resolución de 30 de septiembre de 2014 de la Presidencia de la CHE, sobre reducción de caudales ecológicos, respecto a la producción de energía de HNE y se busquen soluciones que minoren el efecto de dicha Resolución.

Bermúdez de Castro y Lanau también han defendido que el Gobierno de Aragón debe analizar y, en su caso, corregir la afección a HNE del impuesto medioambiental sobre determinados usos y aprovechamientos del agua embalsada, incluido en la Ley 10/2015 sobre medidas para el mantenimiento de los servicios públicos en Aragón. Con esa medida HINE ha pasado a pagar un canon anual de casi 1 millón de euros.

Los populares recuerdan que la empresa Hidronitro Española S.A. (HNE) lleva desde 1940 fabricando productos electroquímicos en su planta de Monzón. Tras varios cambios en el accionariado, en la actualidad es propiedad de la empresa Ferroglobe.

Cuenta con 175 trabajadores, de los cuales 20 pertenecen a la división de energía. Además ocupa a 50 personas con empleo directo a tiempo completo en empresas auxiliares y genera aproximadamente 800 empleos indirectos.

La planta se abastece de energía eléctrica a través de las centrales eléctricas arrendadas.

Diferentes cuestiones de tipo normativo, administrativo, de caudales e impositivas, competencia de la administración central, la CHE y el Gobierno de Aragón,  ha ocasionado serios trastornos económicos a la empresa que pueden poner en peligro la continuidad de su actividad en Monzón.