b_400_300_16777215_00_images_HuescaCampen.jpg

Pocos equipos han tenido la consistencia tanto en el plano deportivo como en los despachos para dar la tranquilidad y sosiego para que un proyecto salga adelante consiguiendo los objetivos. Este año la Liga Smartbank ha sido una de las más igualadas y complejas y con el parón del Covid la situación  se hacía muy difícil de manejar.

En cualquier sitio de deportes las alabanzas hacia el Huesca no paran de repetirse, puedes usar el codigodelbonus.com sportium y analizar la temporada de este gran campeón de la Liga Smartbank 2020.

Pero aunque parezca que ha sido fácil, la realidad es todo lo contrario. En primer lugar el fichaje del entrenador coincidió con el máximo apogeo del caso Oikos que ha salpicado al Huesca y que todavía está por investigar. Michel dio su palabra al equipo y a pesar de los tiempos convulsos dijo que sí. Hecho que la directiva asumió como un compromiso muy alto de este joven entrenador por el proyecto y el equipo.

Más tarde en la pretemporada, los fichajes y la dirección deportiva no acababa de culminar las nuevas incorporaciones para crear un equipo competitivo y fuerte para aguantar esta dura Liga. A pesar de esto, el entrenador se mantuvo paciente y con la decisión de dirigir al equipo del Huesca sin dar problemas, siempre mirando los objetivos.

Así pues, el Huesca prácticamente se ha mantenido en los primeros 6 puestos de la tabla, con una regularidad excelente aunque el ascenso directo no se veía como un objetivo claro. No obstante, el entrenador sabía y creía que la regularidad y las victorias le darían la posibilidad de meterse en lo más alto.

En las últimas jornadas equipos que encontraban arriba comenzaron a fallar de manera estrepitosa y el Huesca se volvió cada vez más fuerte y ganador. Aunque hay que decir que sumo 14 derrotas, muchos más partidos perdidos que los once primeros clasificados de la Liga Smartbank.

Pero eso sí, las 21 victorias no las ha conseguido nadie, es decir es el equipo que más victorias ha conseguido, todo esto sumado a la irregularidad del resto de equipos ha hecho que el Huesca se metiera en lo más alto e incluso se situará en la última jornada primero y campeón de la Liga Smartbank.

Una temporada magnífica y no esperada que alimenta la importancia de la continuidad de los entrenadores así como crear un escenario institucional sano y tranquilo. Todo influye a la hora de la consecución de los objetivos.

Ahora lo que le queda al Huesca es preparar una ansiosa vuelta al Liga de las estrellas, en primer lugar se cuenta con el entrenador el cual marcará la pauta de los refuerzos. Ahora sí que es importante no dar pasos en falso y reforzar la plantilla de un modo importante pues la primera división no perdona.

El entrenador y directiva parece estar  en buena sintonía para gestionar una vuelta a la primera división que puede cambiar la vida del equipo y la ciudad de Huesca.