EliseoAlcubierreJaulas.jpg

Aprovechando el parón forzoso a causa de la crisis sanitaria, el Ayuntamiento de Monzón está llevando a cabo obras de mantenimiento y mejora en el campo de fútbol Antonio Alcubierre.

Consiste en la instalación de 12 taquillas de equipo y el acondicionamiento de los muros que separan esta instalación deportiva del parque acuático y del IES Mor de Fuentes. 

Personal del Patronato Municipal de Actividad Física y Deporte se está encargando de estas obras que tratan de lograr una mayor funcionalidad en la zona de vestuarios. Así, se ha sustituido el muro de ladrillo existente por vallas de seguridad y tres módulos de cuatro jaulas cada uno que servirán de taquilla para los 12 equipos que utilizan los cuatro vestuarios en rotación, de forma que “tengan su material deportivo controlado. El objetivo es mejorar la rotación de vestuarios en los entrenamientos pero, sobre todo, en los partidos, que es cuando se concentra un mayor número de equipos locales y visitantes”, explica el concejal de Deportes, Eliseo Martín, quien añade que “son unas instalaciones muy utilizadas diariamente y este parón nos ha permitido darle el lavado de imagen que teníamos en mente”. 

Por otro lado, estos trabajadores municipales, junto con efectivos de las brigadas, están pintando el muro perimetral que separa esta instalación del parque acuático y acondicionando el muro que el Antonio Alcubierre y el Isidro Calderón comparten con el IES Mor de Fuentes, en el que, junto con la Concejalía de Juventud, se llevará a cabo un proyecto de introducción a la expresión artística. “En cuanto sea posible está previsto que se hagan unos grafitis con temática deportiva. Creemos que es una buena forma de que jóvenes de Monzón puedan  expresar su creatividad con arte urbano visualmente agradable”, señala Martín.