b_400_300_16777215_00_images_JazzMonzon.JPG

La provincia de Huesca se reafirma gracias a la DPH como sede durante el año de un recorrido de festivales y encuentros de Jazz que se asoma por casi todos los rincones de la provincia.

El tour comienza en el norte, en el festival de San Sebastián de Castejón de Sos que finalizará este fin de semana, y seguirá su camino llevando este género de géneros a las localidades de Sabiñánigo, Jaca, Estadilla, Monzón, Fonz, Canfranc, Morillo de Tou, y Huesca. Un año más Huesca vuelve a presentarse como territorio de jazz, un género que llega desde Nueva Orleans y ya es patrimonio de todos en una provincia donde son muchos los aficionados por quienes ha llegado hasta el día de hoy. Así lo reconocía la responsable de Cultura de la Diputación Provincial de Huesca, Berta Fernández, al presentar el Alto Aragón Jazz Tour “que ya se ha hecho un hueco en las agendas culturales”, al reunir toda la oferta musical de este género de géneros que muestra su vitalidad por cuarto año consecutivo con un calendario jazzístico por que va desde este mes de enero y hasta mediados de septiembre. Representantes de los municipios y festivales que conforman el cartel de este extenso tour se han dado cita en la sede de la DPH para desvelar la programación que en este 2018 llega a nueve localidades de hasta siete comarcas altoaragonesas.

La primera de estas citas con el jazz esta en Castejón de Sos con el festival de San Sebastián, que ya ha iniciado su andadura; le sigue Sabiñánigo con el Ciclo de jazz de la Colina; en marzo y abril llegan desde Jaca el Club de Jazz, el VinoTrufaJazz de Estadilla, el Monzón Jazz Festival y la Trobada de jazz de Fonz; y la oferta estival de jazz incluye Canfranc, con Jazzetania, y el Pirineos Jazz Festival de Morillo de Tou. El final lo alcanza en la capital altoaragonesa con el Huesca es Jazz, la última incorporación que celebrará su tercera edición en el mes de septiembre. Para la responsable de Cultura de la Diputación, Berta Fernández, uno de los aciertos de la buena acogida de esta propuesta es que “surge del propio territorio”, en la mayoría de las localidades existían colectivos o personas que organizaban ya conciertos, “y sumando esfuerzos, voluntad y mucho entusiasmo hemos conseguido consolidarla y ofrecer una visión global del panorama jazzístico en la provincia”. Es lo que ha manfestado Fernández, quien ve también una forma de “equilibrar la oferta cultural y de la necesaria puesta en común entre los agentes culturales, algo que ya nos ha llevado a que las diferentes propuestas se reafirmen en su personalidad y a tener un buen calendario”, ha resaltado. Los detalles y fechas de este recorrido musical se pueden localizar en www.dphuesca.es/jazztour.

Este festival, que ya supera su primera década, siempre mira a los jóvenes músicos en quienes despertaron su pasión y que ahora se forman en las mejores universidades en este oficio.

El jazz llega en marzo a la localidad de Estadilla con el VinoTrufaJazz los días 10 y 11 de marzo. Se trata de una propuesta muy especial que aúna enología y la gastronomía, compañeros ideales de maridaje con el jazz de Patáx, una de las bandas más importantes a nivel nacional de jazz fusión y con el talento de la banda del saxofonista Guillermo Gómez, sin olvidar a los aragoneses Jazz4fun y a Jazz for Kids con su proyecto de jazz fusión. La siguiente parada del recorrido es Monzón, que este año adelanta y amplía el Monzón Jazz Festival, del 30 de marzo al 14 de abril. Este evento de la capital mediocinqueña acogerá durante seis días un nutrido conjunto de artistas, desde lo nacional e internacional, la novedad y la veteranía para crear sonidos nuevos. El Monzón Jazz Festival adelanta nombres como el dúo ChicueloMezquida, el bostoniano Dick Oatts, el trompetista Ronald Baker o la Sugar Push Street Band, que pondrá ritmo a Monzón al más puro estilo de Nueva Orleans. Fonz es la fiesta del swing y del Lindy Hop durante la Trobada Jazz, prevista para el 28 de abril. Desde esta localidad que llama la atención por su rico patrimonio van a proponer una clase abierta de Lindy Hop y una exhibición de baile acompañada de la big band del proyecto Jazz for Kids. La sesión de baile correrá a cargo de una de las bandas referentes de swing en Aragón, Ankle Busters y la vertiente gastronómica también estará presente en formato de food trucks. Con el verano y el calor no hay excusas para no ir a disfrutar de la buena música a Canfranc, donde se celebra el Jazzetania del 2 al 17 de julio. El festival gira este año alrededor del centenario de dos hechos importantes en la música y en la historia en general. Uno es el centenario del fin de la primera guerra mundial y el otrodel nacimiento de uno de los mayores genios de la música del siglo pasado: el compositor, pianista y director de orquesta Leonard Bernstein.

Jazzetania no es solo música y durante el festival se podrán disfrutar diversas actividades como exposiciones, sesiones de cinefórum, conferencias y cursos de formación musical, una de las señas de identidad de esta cita. Sobrarbe es la penúltima parada con el Pirineos Jazz Festival que tendrá lugar del 12 al 15 de julio en Morillo de Tou. En esta quinta edición se mantienen las líneas que se marcaron desde el comienzo y que hoy distinguen a este festival que aúna calidad y variedad musical. En los artistas internacionales, este año buscan la vertiente latinoamericana, Pahola Crowley será la voz femenina de esta edición y la Monkayo Jazz Band será la encargada del concierto didáctico, mientras sigue la estrecha unión entre la música y el cine de la Muestra de Cine de Ascaso. En septiembre el Alto Aragón Jazz Tour se despide con el Huesca es jazz, los días 12 al 15 de septiembre. Un festival que afrontará su tercera edición con éxito de público después de conseguir recuperar este género asentado en la ciudad desde los años 80 con la asociación Contrabajo o el Juan Sebastían Bar y el Ayuntamiento en la actualidad.