b_400_300_16777215_00_images_FelixdeAzara.png

Para la XVIII de los Premios Félix de Azara se mantiene la dotación global de los últimos años, que asciende a 35.000 euros, y el plazo para presentar los trabajos está abierto hasta el 31 de octubre. Se pueden presentar estudiantes, medios de comunicación, entidades sin ánimo de lucro, empresas, autores, investigadores, o aficionados y profesionales de la fotografía.

AAl igual que anteriores ediciones en la convocatoria se establecen tanto premios como becas y ayudas a la edición. En el primer apartado es donde se encuentran los Premios Escolares, en la que pueden participar todos los centros altoaragoneses de primaria y secundaria con trabajos que hayan sido realizados durante el curso 2014-2015 y que aborden temas ambientales de actualidad, valorándose especialmente los trabajos que se desarrollen con una metodología científica y que utilicen medios como la fotografía, el vídeo o los soportes digitales. En la categoría de Medios de Comunicación Social pueden optar al premio todos los medios, tengan o no sede en la provincia, o personas físicas vinculadas a ellas, con trabajos centrados en el medio ambiente de la provincia o en la figura de Félix de Azara.

En la de Entidades sin ánimo de lucro se engloban todas las organizaciones o asociaciones vecinales o cualquier tipo de entidad, patronato o fundación sin ánimo de lucro, que lleve a cabo una labor en beneficio de la mejora del medio ambiente en cualquier entidad local de la provincia.

La categoría de Empresa está destinada a aquellos proyectos en favor de la preservación y difusión de los valores medioambientales, con la búsqueda de una gestión empresarial sostenible mediante la aplicación de medidas de prevención de la contaminación, reducción del impacto ambiental, desarrollo de tecnologías de producción, mejora del entorno... También podrán ser premiadas las labores destinadas a la formación, educación y sensibilización medioambiental. Unas de las condiciones que deben cumplir estos proyectos es el no tener carácter lucrativo y que la actividad propuesta se desarrolle en el territorio altoaragonés.

 

Al Premio Internacional de Fotografía David Gómez Samitier, que es uno de las de mayor participación, pueden presentarse fotógrafos aficionados o profesionales con imágenes que versen sobre la naturaleza, el medio rural y sus gentes.

 

Además de las cinco categorías de premios, se conceden cada año becas de investigación para proyectos relacionados con el medio ambiente en la provincia de Huesca, y ayudas a la edición, como es el caso de las dos presentadas en el día de hoy, y a las que pueden concurrir proyectos de editores o autores.

 

En cada edición se entrega también un galardón con el mismo nombre, que representa la máxima insignia medioambiental de la DPH. Algunos de los galardonados a lo largo de la historia que empezaba con Santiago Pena en el año 1996 han sido entidades como la Fundación Once, que lo recibió en la pasada edición, o el Geoparque del Sobrarbe, en 2013.