b_400_300_16777215_00_images_Mascarillasnios.jpg

El ayuntamiento de San Miguel de Cinca ha repartido 150 mascarillas personalizadas a los niños y niñas de Pomar, Estiche y Santalecina, que este domingo tienen la posibilidad de salir a la calle tras más de 40 días de reclusión en casa.

La empresa Barri de Sariñena ha volteado su negocio de ropa deportiva por la crisis y ahora "lo peta" con mascarillas personalizadas. Son mascarillas higiénicas de tela, de doble capa y reutilizables, que se ajustan a la normativa de las autoridades sanitarias, y fabrican tamaño de niños; por ello tienen encargos de muchos ayuntamientos.

La alcaldesa de San Miguel, Elisa Sancho, reconocía que en muchas casas había mascarillas de tela hechas por las madres y/o abuelas, pero éstas son de triple capa, más reforzadas y más seguras, y es un buen detalle para premiar a estos pequeños héroes silenciosos que llevan tantos días encerrados en casa.

Las mascarillas fueron distribuidas este jueves en los tres núcleos, obsequiando el ayuntamiento también con semillas de flores con motivo de la festividad de San Jorge.