gaza2.jpg

A las ocho de la tarde alrededor de un centenar de personas se daban cita en la Plaza del Conservatorio de Monzón, para mostrar su apoyo a los palestinos de Gaza ante la intromisión que está realizando Israel en sus tierras.

 

Los concentrados recriminaban la actitud de la ONU, la Unión Europea y el gobierno de España, que califican de ambigua, tímida, hipócrita e ineficaz.

 

Hakim, ciudadano argelino, fue el encargado de leer el manifiesto en el que se mencionaba la tregua de tres días que hasta el momento, y después de varios intentos, se está cumpliendo. Una tregua que los palestinos asentados en Gaza están aprovechando para abastecerse en una región que lleva 30 días de ataques israelíes.

 

En este conflicto han muerto más de 1.400 personas y más de 7.000 han resultado heridas. Un cuarto de millón se han visto obligados a abandonar sus hogares hasta lugares que creían más seguros como escuelas, hospitales, iglesias, mezquitas, y que al final resultaron ser objetivos de guerra. En Gaza cae un misil cada 20 segundos.
En el manifiesto se tilda a Israel de estado Terrorista, y considera que debe ser expulsado de todos los organismos internacionales, suspendido de toda relación comercial y diplomática y sometido a un severo programa de sanciones y embargo de armamento.

 

En la lectura se aseguraba que el pueblo de Monzón seguirá hasta que la barbarie israelí cese y las reclamaciones del Pueblo Palestino hayan sido alcanzadas. Al final de la alocución, el manifestó hacía una mención especial, el apoyo a la iniciativa de la comunidad universitaria para exigir al rector de la Universidad de Zaragoza la cancelación de cualquier colaboración académica con Israel.

 

Drieis Etaj, presidente de la Asociación Mediterránea de Aragón, con sede central en Monzón, fue el encargado de leer un poema que finalizó con el grito de ¡Viva Palestina Libre!