b_400_300_16777215_00_images_Videovigilancia.jpeg

Jesús Guerrero, concejal de Innovación y Transformación digital en el Ayuntamiento de Monzón trasladará en la próxima junta que el Ayuntamiento estudie la posibilidad de implementar un proyecto global de vigilancia de Monzón, Selgua y Conchel mediante tecnología.

En esa línea el edil del PAR quiere seguir sensibilizando en el proyecto del "Monzón del siglo XXI" en donde las labores de seguridad que "fenomenalmente llevan a cabo Policía Local y Guardia Civil" se vean reforzadas con medios tecnológicos que faciliten dicha labor. En esa línea, Guerrero aludía a un proyecto global, en las próximas semanas, en consenso con la Policía local y los CFSE, el cual abordaría desde la instalación de Cámaras de videovigilancia, que reforzarían las que ya se están instaladas, hasta otros medios de última generación, que podrían pasar desde un centro de control en la Policía hasta la utilización de un dron para reforzar la vigilancia en zonas más alejadas, entre otros, tal y como ya está sucediendo en otras ciudades de igual o mayor envergadura. De este modo el concejal destacaba que "no hay que escatimar en aplicar las tecnologías para reforzar la vigilancia de las diferentes zonas de Monzón, Selgua y Conchel con el objetivo de dotar de más medios a la Policía Local y CFSE a la hora de desarrollar sus labores de control, vigilancia y seguridad a través de medios última generación" resaltaba, a la vez que manifestaba que "ya se contempla la posibilidad de comenzar a instalar cámaras de seguridad en determinadas zonas para controlar zonas saturadas o alejadas de nuestra ciudad con el objetivo de dar un mayor número de herramientas a los que velan por nuestra seguridad acordes a las necesidades del siglo XXI", manifestaba Guerrero el cual valoraba que con un sistema coordinado de videovigilancia "se podría no sólo reforzar la seguridad de las personas sino también ahondar en la vigilancia de otros aspectos claves como el tráfico o aquellas personas que incumplen las normas de salubridad tirando enseres fuera de contenedores o zonas habilitadas para ello, evitando así que se ensucie la imagen de la ciudad y de sus calles", resaltaba entre otros aspectos útiles.