b_400_300_16777215_00_images_PMUSJulio2020.jpeg

El Ayuntamiento de Monzón recibirá una subvención europea de 791.005 € dirigida a continuar con el desarrollo del Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Con una inversión total de 1.599.480 €, se completará la red de movilidad peatonal en el centro, se pondrán en marcha los caminos escolares y se adquirirá un bus eléctrico.

El alcalde de Monzón, Isaac Claver, junto con los concejales de Urbanismo y Medio Ambiente, Raúl Castanera y Miguel Hernández, respectivamente, han presentado este proyecto que supondrá, en palabras del primer edil, “una inversión en pro de una ciudad más saludable, accesible y transitable, dando un verdadero salto cualitativo. Es un proyecto transversal que favorece al comercio y a la hostelería, por lo que nos ayudará a crecer como ciudad”. Claver explica que está previsto que las obras comiencen dentro de un año, por lo que la inversión se recogerá en los presupuestos del próximo ejercicio y el montante que debe aportar el Ayuntamiento procederá de fondos propios o de otras subvenciones compatibles con esta ayuda. 

El Ayuntamiento presentó el proyecto Medidas a corto plazo del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Monzón a la convocatoria publicada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dentro de la línea de ayudas a proyectos de Economía Baja en Carbono, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Tras la luz verde a la concesión, la administración montisonense cuenta con un plazo de seis meses para iniciar la tramitación de los procedimientos y de 30 para concluir las actuaciones. 

Se trata de una subvención para proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en el marco del Programa Operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020.

Datos técnicos del proyecto

Esta subvención, enmarcada dentro de la medida 8, incluye tres actuaciones diferentes derivadas del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). La primera de ellas, que supondrá una inversión de 1.234.821 euros, de los que 617.410 euros serán subvencionados por el IDAE, busca completar la red de movilidad peatonal en el centro, conectando los principales equipamientos, centros educativos y áreas comerciales de la ciudad. Según explica Castanera, se ubica en el eje compuesto por avenida del Pilar y calle Santa Bárbara, entre las calles Cortes de Aragón y Estudios, “habilitado como un espacio común, pavimentado, donde convivirá el peatón y el tráfico rodado. Se contemplan dos fases, la primera que afectará a avenida del Pilar y requiere un montante que rondará los 670.000 euros y la segunda, de la calle Santa Bárbara, cuantificada en más de 570.000 euros”. 

La segunda medida está dirigida a promover un programa de caminos escolares que aproveche la infraestructura de la actuación anterior y habilite otros corredores seguros, con una inversión de 47.190 euros, de los que 23.595 euros corresponden a la subvención; y, la tercera, consiste en la adquisición de un autobús eléctrico, aumentado la oferta del servicio de transporte público, a lo que se destinarán 300.000 euros, la mitad con cargo a estas ayudas. En total, 1.599.480 euros de inversión de los que 791.005 euros serán sufragados con fondos europeos.

El responsable municipal de Medio Ambiente explica que se ha optado por estas tres medidas que permiten “una reducción del consumo de combustible, ganando espacio para el peatón y convirtiendo a Monzón en una ciudad más limpia y acogedora, en la que la gente pasee más por nuestras calles, que es lo que quieren los comerciantes y hosteleros”.  

Los datos de partida proceden de los datos presentados en el PMUS, obteniéndose los valores de 3.329.495 kWh y 401.159,03 euros disminuyendo el consumo anual de energía a 3.115.052 kWh y el gasto anual energético a 374.570,74 euros, suponiendo un ahorro del 6 %.

Este proyecto se acoge a la línea de ayudas a proyectos de Economía Baja en Carbono, promovidos por entidades locales, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), de la Unión Europea, bajo el lema “Una manera de hacer Europa”, y gestionada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), adscrito al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, con el objetivo de conseguir una economía más limpia y sostenible. Además, responde al compromiso adquirido por el Ayuntamiento en su adhesión al Pacto por las Alcaldías.