b_400_300_16777215_00_images_Coches.jpg

La Concejalía de Hacienda del Ayuntamiento de Monzón informa de que se aplaza al mes de julio el pago del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) con el fin de ayudar a paliar las consecuencias económicas de la aplicación del Estado de Alarma declarado por el Gobierno de España por la crisis sanitaria del coronavirus.

El periodo de recaudación de dicho impuesto, que afecta a todos los vecinos de Monzón que tengan un vehículo en propiedad, debía comenzar el 7 de abril pero su aplazamiento hará que no se giren los recibos hasta el 7 de julio. Estos impuestos son municipales, pero su cobro está gestionado por la Diputación Provincial de Huesca (DPH). 

La responsable del área de Hacienda, Marta Montaner, explica que con esta medida se pretende “ayudar a los montisoneses a hacer más llevadera esta complicada situación que estamos viviendo”. Montaner asegura que se están estudiando otras medidas fiscales que dirigidas a “contribuir a que el tejido económico de la ciudad siga funcionando a pesar de las consecuencias que esta crisis sanitaria dejará tras de sí”.