b_400_300_16777215_00_images_MONZON_III.jpg

Desde la asociación de madres y padres del CEIP Monzón III se ha remitido un escrito a las familias tras la intención de la Dirección Provincial de Educación de enviar grupos de alumnos-as al centro de primaria ante la falta de espacios del IES Mor de Fuentes.

El escrito es el siguiente:

“Estimadas familias:

Ante los acontecimientos que han acaecido en los últimos días os queremos informar desde la asociación de madres y padres de alumnos del colegio de la situación actual. Monzón tiene una realidad innegable, la necesidad de un nuevo equipamiento educativo, un segundo instituto público. Eso es un hecho que nadie puede negar y que todas las familias deseamos y demandamos. El actual está totalmente masificado. No permite desarrollar los distintos proyectos educativos como es debido, tampoco permite ampliar la oferta educativa en nuestra ciudad y comarca. Haciendo también que nuestros hijos e hijas deban buscar en otras localidades las titulaciones que no podemos ofrecerles.

También esta masificación es compleja de gestionar en lo que respecta a la convivencia en el centro. Por tanto, el consejero de Educación, Don Felipe Faci, debe dar una respuesta clara a esta realidad social definitivamente. Ahora nos encontramos que, desde el servicio provincial de educación, su directora Doña Olga Alastruey, ha decido que la solución para acabar o mitigar la masificación del instituto es enviar a nuestro colegio a dos grupos, “de momento”, serán un grupo del Programa de Aprendizaje Inclusivo (PAI) y grupo del Programa de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento (PMAR). Creemos que dicha medida no va a solucionar nada, no favorece a estos alumnos en sus derechos educacionales y de inclusión. Pero además va a generar trastornos o perjuicios a nuestro centro a nuestras hijas e hijos, así como a nuestro equipo docente y personal del centro.

Aunque pueda parecer increíble, esta medida, no ha sido ni consultada ni informada a la dirección del colegio. Esta forma de actuar unilateral, cuasi dictatorial, alejada del dialogo, el consenso, la búsqueda de alternativas reales, es realmente decepcionante por no calificarla de vergonzosa. Se nos hace difícil entender como el máximo responsable, el consejero de Educación, que ha sido director de un centro público, pueda entender y tolerar esto; él puede saber mejor que ningún otro, los problemas que supone tanto para el instituto como para nuestro colegio. Es decir, vamos a pasar de uno a dos problemas, felicidades.

El instituto tiene una necesidad inmediata, a la espera de que se lleve a cabo, ese nuevo centro que todos queremos, y resulta, que aquí solo se les ocurre decir… “Al Monzón 3 “ “Como está cerca” . De hecho, ya se barajó el año pasado también, aunque no se llevó a cabo, y seguro que si nos apretamos un poco… sacamos dos o tres aulas más… Basta de espejismos, de trucos de ilusionismo con los números de alumnos que se esperan, basta de parches. Las autoridades educativas deben afrontar este problema, esta necesidad de espacio inmediato, de forma planificada, consensuada y dialogada, con centros, con el tejido asociativo de nuestra localidad, buscando esa vía realista que solucione el problema eficientemente, no sabemos si pasa por integrar alguno de los centros, temporal o definitivamente, por colaborar con otros centros de nuestra ciudad como salesianos. No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que la solución pasa por el diálogo y la colaboración con los actores implicados, y la planificación consensuada. No pasa por entonar el cantico de “Al Monzón 3”.

Os iremos informando del desarrollo de los acontecimientos. Pero si educación no recupera la senda de la cordura en estas actuaciones, como familias afectadas tendremos que movilizarnos para que rectifiquen esta postura.”