La sala de estudio de Monzón ha entregado la tarjeta electrónica número 1.000, que acredita que han tenido acceso a este espacio un millar de personas desde que se puso en marcha, en septiembre de 2018.

Con un nivel de uso muy variable a lo largo del año, con picos de ocupación en los meses de exámenes, este espacio municipal para mayores de 16 años ubicado en la plaza Mayor puede ser utilizado durante las 24 horas del día.

La utilización de la sala de estudio, con capacidad para 40 personas, obliga al cumplimiento de las normas que la regulan, reflejadas en un reglamento de uso, y que fijan criterios como los espacios en los que se puede comer, el respeto al resto de usuarios o el uso personal e intransferible de la tarjeta. Pueden consultarse en el portal municipal, www.monzon.es. El incumplimiento de las normas puede suponer la imposición de sanciones, que en su tipo más grave puede acarrear multas de hasta 600 euros. 

La concejal de Educación, Nuria Moreno, explica que, “en general, se hace un buen uso de este espacio”, aunque también se dan casos de estudiantes “que no respetan el reglamento, especialmente en lo referente al acceso con la tarjeta de otra persona o jóvenes que utilizan esta sala sin contar con la edad mínima, incumplimientos que al final perjudican a todos los usuarios”, asegura. Para evitarlos, la Policía Local visita periódicamente este espacio y “durante varios meses, han advertido de las faltas a los que las cometían, informándoles de las normas e instándoles a su cumplimiento. Pero somos conscientes de que eso no es suficiente, por lo que se han comenzado a imponer sanciones económicas a aquellos que hagan un mal uso de este servicio. Vamos a estar vigilantes para que se cumpla la normativa, ya que de ello depende el buen funcionamiento de la sala de estudio”, asevera. 

Respecto a la cifra de 1.000 tarjetas electrónicas expedidas, Moreno señala que “es una prueba más de la necesidad de este servicio, muy demandado por los estudiantes de nuestra ciudad”.   

Para poder ser usuario de este servicio, los interesados deben contar con una tarjeta electrónica que expide el Ayuntamiento de Monzón previa solicitud en la Biblioteca Municipal o en el Servicio de Atención Ciudadana (SAC). La tasa por expedición es de tres euros y debe renovarse anualmente en el mes de enero, independientemente de cuándo se haya solicitado. 

 

b_400_300_16777215_00_images_SalaEstudioMonzon.JPG