La delegación de Monzón
La delegación de Monzón

La asociación Vírgen de la Alegría organizó una jornada de peregrinación mariana para llevar una réplica de la imagen que quedará en el santuario de Torreciudad. La réplica de la imagen ha sido realizada por la artista montisonense Pilar Español.

La asociación Virgen de la Alegría, presidida por José Antonio Heras, estuvo arropada por multitud de montisonenses y encabezada por el párroco de Monzón, José Luis Pueyo, quien subrayó que “esta peregrinación era una asignatura pendiente que teníamos y que hoy hemos logrado cumplir, también porque la Virgen de Torreciudad es muy venerada en nuestra ciudad”.

También acompañó la peregrinación la alcaldesa de Monzón, Rosa María Lanau, quien agradeció la acogida ofrecida a los peregrinos y destacó “el gran fervor y cariño que todos sentimos por nuestra Patrona, que ha quedado muy bonita en las andas y con las flores. No podía faltar en la galería de este santuario y por eso impulsamos la iniciativa. Con ella dejamos aquí un trocito de nuestro corazón, pero sabemos que va a estar muy bien cuidada”. Por su parte, Javier Vilarrubí, primer teniente de alcalde, comentó que “la Virgen de la Alegría es la madre de todos los montisonenses, por encima de cualquier diferencia, y es un orgullo que pueda lucirse en este santuario tan visitado por gentes de todo el mundo”. La representación municipal se completó con Mari Paz Alquézar, concejal de Participación ciudadana y Servicios sociales, y Marisa Mur, concejal de Cultura y Ferias.

Los actos comenzaron con una procesión por los soportales de la explanada del santuario llevando en andas la imagen de la Virgen de la Alegría, con bandeo de campanas mientras los fieles entonaban un Avemaría con letra adaptada expresamente para su Patrona. Al llegar al templo el rector de Torreciudad, Javier de Mora-Figueroa, dio la bienvenida a los peregrinos y se cantó el Himno a la Virgen de la Alegría con el acompañamiento musical del gran órgano del santuario, a cargo de la organista titular, Maite Aranzábal.

Posteriormente tuvo lugar la concelebraron de la misa de la Virgen “Causa de nuestra alegría” por el párroco de Monzón y el rector de Torreciudad, que recogió al final un regalo ofrecido por el vicepresidente de la Asociación Virgen de la Alegría, José Luis Cazcarra: dos libros sobre la historia de esta devoción cuyo autor es un montisonense, Francisco Castillón Cortada. Al terminar la eucaristía los participantes aprovecharon para bajar a visitar la antigua ermita, contemplar con detenimiento las imágenes de la galería mariana y poner algunas velas en acción de gracias.