b_400_300_16777215_00_images_GC-droga-Enero19.jpg

Un total de 10 personas han sido detenidas por la Guardia Civil en el marco de un macro operativo antidroga realizado en las provincias de Tarragona y Lérida. Uno de los detenidos es un vecino de Monzón de 32 años.

La Guardia Civil ha llevado a cabo la desarticulación entre los meses de octubre de 2018 y  enero de este año de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y que operaba en las provincias de Lérida y Tarragona. La operación ‘Asada-Vuelve’, ha supuesto la detención de un total de diez personas, y se han intervenido 13,5 kilos de cocaína, 4,3 kilos de heroína, 869 plantas de marihuana, además de 194.590 euros en efectivo y tres vehículos con un doble fondo. Fruto de los registros, la Guardia Civil detuvo a cuatro personas de la localidad leridana de Almacelles, de entre 23 y 57 años; otros tres detenidos en Valls, con edades comprendidas entre los 28 y 35 años; también se detuvo a un vecino de Balaguer de 28 años; un vecino de Palafrugell de 31 años, y finalmente, se detuvo en Lleida a un vecino de Monzón de 32 años de edad.

Durante estos meses la Guardia Civil llevó a cabo varios registros en ambas provincias que dieron como fruto la localización de la marihuana en el altillo de un inmueble de Almacelles donde la organización podía llegar a producir con un sistema de cultivo de interior, más de 200 kilos de esta droga cada dos meses. Los detenidos fueron finalmente puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Lleida.