b_400_300_16777215_00_images_Hidronitro.jpg

La multinacional Ferroglobe (nacida de la fusión del grupo español Ferroatlántica y de la firma estadounidense Globe)  y los sindicatos UGT, CCOO, USO y Sindicato Unitario pactaron el I Acuerdo Marco Ferroglobe España que afecta a la plantilla de la factoría montisonense de HidroNitro Española.

Los sindicatos firmantes destacaban que con ello se desbloqueaba la negociación colectiva que había estado congelada durante los años 2016 y 2017 y además se acordaba la homogeneización de las condiciones sociolaborales de los trabajadores del grupo en sus distintas factorías de Cantabria, Galicia y Aragón.

Este acuerdo marco contempla unos incrementos salariales del 2% para 2018, 2,2% en 2019 y 2,3% para último año previsto en el acuerdo, 2020. Además, Ferroglobe y sindicatos acordaron regularizar los años 2016 y 2017 mediante "una compensación económica lineal consolidable con un pago único de 800 euros, cantidad que se incrementa en 400 euros en concepto de incentivo por firma de acuerdo".

Los trabajadores de Galicia podrían impugnar el acuerdo

Según publica el diario La Opinión de A Coruña, el comité de empresa de Ferroatlántica en A Costa da Morte rechazó desde el principio una negociación -que comenzó en diciembre- a la que fueron convocados integrantes de los sindicatos con representación en Ferroglobe, pero no los comités de empresa de cada planta, pese a que actualmente todas las fábricas cuentan con un convenio colectivo propio. Los representantes de la plantilla de Cee y Dumbría entienden que el acuerdo no tiene legitimidad al haber "usurpado" las funciones "de los representantes legales de los trabajadores".

Por ello, la idea del comité de empresa de A Costa da Morte es impugnar judicialmente el acuerdo marco, pero antes va a escuchar a los representantes de Ferroatlántica, con los que se reunirán la próxima semana. El portavoz de la plantilla, Alfonso Mouzo, detalló que su pretensión es negociar un nuevo convenio colectivo para el complejo industrial de Cee y Dumbría "desde cero", sin tener en cuenta "nada" de lo pactado en el convenio estatal.