b_400_300_16777215_00_images_RioSosa-Obras-CHE.jpg

Entre este viernes y el miércoles próximo, una empresa contratada por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) limpiará de maleza y vegetación muerta el tramo urbano del río Sosa y retirará los lodos acumulados en el azud delimitado por el Puente Viejo y el puente de Juan de Lanuza. 

Los trabajos continuarán después hasta la desembocadura en el Cinca y un centenar de metros aguas arriba del puente de la N-240.

 

Las obras implican la prohibición de transitar por el camino que baja desde el parque José Escutia (calle Baltasar Gracián) hasta el parque de la Jacilla. En la zona de césped no entrará la maquinaria pesada.

 

El concejal de Urbanismo, Gonzalo Palacín, indicó que las labores de limpieza no alcanzarán al centro del cauce. “Se trata de una actuación “ecológica”, valga la expresión, que respetará la vegetación viva. Hemos consensuado los trabajos con el INAGA y la propia CHE”.