b_400_300_16777215_00_images_PARrioSosa.jpg

Este jueves hay sesión de pleno en Monzón y el PAR denunciará que no se haya cumplido con la limpieza del río Sosa ya que “el equipo de gobierno PSOE-Cambiar aseguró que en agosto estaría el río limpio”. 

El Partido Aragonés en Monzón lleva más de un año demandando la limpieza del río Sosa “de una vez por todas” a su paso por el centro de la población, tras las numerosas quejas de colectivos y vecinos en los últimos meses, con el objetivo de que el río Sosa esté limpio, salubre y que no sea un “nido de ratas” como es en la actualidad, de forma que se atienda a unos niveles de prevención óptimos para evitar problemas serios e irreversibles en el caso de posibles riadas.

En ese sentido desde el PAR se denuncia “la dejadez” del actual Equipo de Gobierno Municipal en la limpieza y mantenimiento del Sosa a su paso por Monzón. Para ello van a demandar en el Pleno de esta semana “que se limpie el río urgentemente tras la promesa incumplida por parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Monzón” tras asegurar meses atrás a los Concejales Aragonesistas que el río Sosa estaría limpio antes del mes de septiembre.

De este modo el PAR va a demandar al Alcalde de la ciudad (PSOE) y al Concejal de Medioambiente (IU) que expliquen si la No limpieza del río se debe a una deficiente gestión, al no haber sabido implicar a la Confederación Hidrográfica del Ebro o, en su defecto, a una postura dispar en el equipo de Gobierno municipal, “lo cual perjudicaría seriamente a la imagen de la ciudad una vez más”.

Esta semana los concejales del PAR en el Ayuntamiento de Monzón, Jesús Guerrero y Javier Vilarrubí, han podido comprobar “in situ” que persisten las quejas vecinales, que los riesgos de salubridad y de posibles daños en caso de riada podrían ser graves y que la imagen del río Sosa, a su paso por Monzón es “lamentable”.

Por todo ello, en el pleno de esta semana, el PAR solicitará “por enésima vez” que el Ayuntamiento exija a la CHE la limpieza del cauce, a su paso por Monzón hasta la desembocadura en el Cinca, y se dé solución real al pésimo estado y mala imagen que da el río Sosa en la actualidad, en relación a la suciedad existente a lo largo de todo su cauce y en zonas concretas donde habitan vecinos de Monzón.