Sesión de pleno (archivo)
Sesión de pleno (archivo)

Monzón aprobó sus cuentas para 2017, marcadas por la reversión del parquing de La Jacilla, y con la incertidumbre sobre el proceso de su retorno al ayuntamiento, su venta y cuánto acabará costando a las arcas municipales.

El pleno de hoy, último del año, contó con las ausencias de 3 concejales, Pilar Gastón (PSOE), Javier Vilarrubí (PAR) y José Fernández (C’s), y algún partido de la oposición criticó la fecha del pleno, medida defendida por el alcalde al estimar que se estaba pendiente de cuestiones relativas al techo de gasto que han hecho apurar la fecha hasta última hora.

El presupuesto asciende a 17.128.750 € a lo que hay que sumar los 2,3M € de la Residencia Riosol y la consolidación, lo que deja la cifra en 19.217.725 €, debido sobre todo a la compra del parquin de La Jacilla, asunto que debería resolverse (pago por el ayuntamiento y posterior venta para recuperar inversión) en este 2017. Precisamente este ha sido el tema “estrella” de la sesión plenaria, pues el alto coste de la operación es precisamente la que marca los presupuestos de la corporación para el próximo año.

El responsable del área de Hacienda, Álvaro Burrell ha defendido que las cuentas son las que son y el ajuste de gasto se ha adecuado a la realidad, apuntando que la situación deja poco margen de maniobra aunque hay cosas que deben hacerse “por obligación”, como será la sustitución del autobús municipal. Burrell le ha recordado a la oposición que no habían hecho ninguna aportación para los presupuestos.

La oposición (PP y PAR) han votado en contra de las cuentas; los populares han argumentado que las cuentas son “una huida hacia adelante” y que no se cogía el toro por los cuernos en el tema del parquin de La Jacilla. Por su parte el PAR ha explicado su voto negativo de las cuentas acusando al equipo de gobierno de poca sensibilidad con temas como la promoción industrial, turística o comercial de la ciudad. Desde Cambiar, su portavoz Miguel Aso, ha replicado que la promoción de la ciudad no es solo templarios y castillo, y ha recordado que el parque acuático es la atracción de la ciudad que más visitas recibe. Por parte del PSOE, tanto su portavoz, Gonzalo Palacín como Álvaro Burrell han contestado a la oposición, con argumentos como que se trabaja en desarrollo asistiendo a ferias industriales, se trabaja en La Armentera (como la colocación de paneles informativos o la negociación para albergar trenes más largos), se han arreglado caminos en vez de hacer una comida por San Isidro, y se van a promocionar otras actividades turísticas, como las visitas guiadas a la catedral o al Museo del Canal de Aragón y Cataluña.