La empresa Endesa ha informado que ha finalizado recientemente los trabajos de ampliación de la subestación transformadora La Armentera, situada en el polígono industrial de Monzón. 

La actuación, que ha supuesto una importante mejora estructural de la red eléctrica de media tensión, contribuirá a consolidar la calidad de servicio para más de 6.000 clientes residenciales e industriales dependientes de este nudo eléctrico. La inversión ha superado los 90.000 euros y ha sido destinada a la puesta en servicio de un nuevo transformador en la relación de tensión 25/10 kilovoltios, de 14 megavatios de potencia, y a la instalación de un conjunto de celdas de 10 kilovoltios, con aislamiento en SF6, formado por dos posiciones de línea y una de transformador. La subestación está dotada de un sistema integrado de control y protecciones, que facilita y agiliza su maniobrabilidad y permite un mayor control y un menor tiempo de respuesta en caso de producirse una interrupción del suministro, según ha informado la compañía en una nota de prensa.

La ampliación de la planta y de las redes eléctricas dependientes servirá para garantizar la demanda energética que comportará la instalación de nuevos suministros y para consolidar la calidad de servicio para los clientes situados en el arco de influencia de la instalación. La puesta en explotación de esta instalación forma parte del conjunto de actuaciones que Endesa está realizando para consolidar la calidad de servicio y cubrir las nuevas necesidades derivadas del crecimiento de la demanda en su mercado y que se traduce en el incremento y mejora de sus infraestructuras.

(EuropaPress)