b_400_300_16777215_00_images_ANGELA1.JPG

Hace escasos minutos se ha presentado la exposición de obras realizadas por Ángela, una pequeña artista de 6 años que ha mostrado sus dibujos ante sus compañeros, los alumnos de 1º de primaria del colegio Joaquín Costa de Monzón.

Tal como nos contaba su tutora, la profesora Leticia Faro, Ángela tiene una escolarización combinada entre el colegio Joaquín Costa y el Reina Sofía. Por las circunstancias de la pequeña, es la propia profesora quien se desplaza a su domicilio.

Ángela, por la enfermedad que padece está muy limitada psicomotrizmente, por lo que están instaurando con ella un sistema alternativo de comunicación y mientras desarrollan en ella los órganos de la boca con el objetivo de poder sacar algún ruido o fonación para hacerla funcionar. Se da la circunstancia de que la niña nunca ha utilizado la boca para nada, ni tan siquiera se le había introducido nunca nada, ya que su alimentación es a través de sonda. Comenzaron a utilizar los labios, y empezaron a probar distintos materiales, como la madera, el plástico, telas, y cuando empezó a tolerar los diferentes elementos con el esfuerzo de los labios, se le puso el pincel en la boca. Siempre respetando los ritmos que la propia Ángela marcando. A la vez le iban mostrando y enseñando obras de diferentes autores, como Van Gogh, Dalí… a través del ordenador a lo que Ángela mostró un gran entusiasmo.

Fue entonces cuando empezaron a coger pinturas, una manera de que la pequeña conociera los colores, las mezclas, y a la vez que ella iba pintando, siempre con las tonalidades elegidas por ella misma, escuchaba música de diversos autores. Así fue cómo surgió el proyecto.  Una manera, según Leticia de que los niños vean que se puede trabajar, que es un objetivo de superación y que se puede conseguir todo aquello que uno pretende, que Ángela puede ser independiente, autónoma, a la vez que se trabaja la autoestima de la propia niña, ya que es la primera vez que hace algo por sí misma.

Con esta exposición se demuestra al resto del mundo que con constancia, fuerza y superación  son posibles los sueños y no hay límites, y menos en el mundo de los niños.